31 de marzo de 2020
 
Publicado 25/03/2020 11:59:28CET

Un jefe de servicios del Centro Penitenciario de Teruel, grave en la UCI

ZARAGOZA, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un jefe de servicios del Centro Penitenciario de Teruel se encuentra en estado grave en la UCI a causa del coronavirus COVID-19, ha informado este miércoles Instituciones Penitenciarias. En toda España un total de 40 empleados de prisiones han dado positivo.

En una nota de prensa, Instituciones Penitenciarias ha informado del primer fallecimiento de una persona en prisión por coronavirus, una mujer de 78 años con patologías previas y que cumplía condena en la enfermería del Centro Penitenciario Madrid VII (Estremera).

La interna tuvo una crisis respiratoria y el personal médico de la prisión valoró trasladarla al hospital de Arganda, donde falleció. Este martes se ha conocido el resultado del test por coronavirus que le realizaron en el hospital, dando positivo por dicha infección.

Además del ese primer fallecimiento, otros tres internos han dado positivo por coronavirus. El primero de ellos fue un interno de la prisión de Álava, que ya ha recibido el alta hospitalaria y se encuentra en cuarentena. Los otros dos casos son dos internos de Madrid VII y se encuentran hospitalizados.

MASCARILLAS

Instituciones Penitenciarias ha comenzado a repartir entre los centros penitenciarios los dos primeros pedidos de mascarillas que ha remitido el Ministerio de Sanidad.

Son cerca de 40.000 mascarillas que ya se están distribuyendo por todos los establecimientos de la Administración General del Estado, en función del número de trabajadores de cada centro y zonas con mayor incidencia del COVID-1.

En concreto se entregarán a empleados que estén en lugares cerrados donde haya más de una persona y no sea posible mantener la distancia de seguridad de dos metros, como cocinas, enfermería, cabinas y galerías; funcionarios en los procedimientos de apertura y cierre de celdas cuando se realice desde las galerías y no se pueda mantener la distancia; y en reuniones de trabajo donde los participantes no puedan guardar una separación de dos metros.

No obstante, "se seguirán tomando medidas para que en estas situaciones no haya un gran número de personas, como la instrucción ya dictada para el establecimiento de turnos de trabajo de manera que los profesionales penitenciarios realicen el menor número de desplazamientos posible a los centros".

Los Equipos de Protección Individual (EPI) seguirán distribuyéndose entre los establecimientos penitenciarios y se seguirán haciendo gestiones logísticas constantes para asegurar su aprovisionamiento.

Por su parte, la Unidad Militar de Emergencias (UME) ha comenzado a desinfectar los establecimientos penitenciarios. Ya se ha realizado esta desinfección en 13 centros penitenciarios, entre ellos Madrid VII-Estremera.

FABRICACIÓN PROPIA

Los centros penitenciarios de la Administración General del Estado con talleres de producción textil o talleres ocupacionales van a comenzar la fabricación de mascarillas para el abastecimiento de los centros penitenciarios.

Se trata de mascarillas no homologadas por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios dada la urgencia de su fabricación, que se va a realizar siguiendo el modelo de la mascarilla quirúrgica. Su uso será estrictamente individual y reutilizable tras lavado a alta temperatura.

La Entidad Estatal de Trabajo Penitenciario ha enviado más de 500 metros de tela a los centros Madrid I, Sevilla I, Córdoba, Huelva y Topas, donde van a empezar a trabajar unos 50 internos, hasta ahora empleados de talleres textiles u ocupacionales.

Contador

Para leer más