Más de 60 especialistas ofrecerán en Aragón orientación sobre el nuevo Plan de Empleo Joven, subraya CCOO


Lola Santillana y Juan Carlos Cantín (CC.OO.).
EUROPA PRESS
Publicado 12/12/2018 14:34:41CET

ZARAGOZA, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

Más de 60 especialistas orientarán a jóvenes aragoneses desde las oficinas públicas de empleo durante al menos tres años, en aplicación del nuevo Plan de Empleo Joven 2019-2021 firmado por el Gobierno de España y los sindicatos, y aprobado el viernes pasado, que Comisiones Obreras quiere poner en marcha "cuanto antes".

El plan de choque contiene medidas para promover la formación de los jóvenes sin formación laboral, para lo que los orientadores de los servicios públicos de empleo establecerán itinerarios de inserción profesional, lo que CCOO contrapone a los "recortes" del anterior Gobierno central del PP en políticas activas de empleo con el objetivo de "desmantelar" las oficinas públicas de empleo "en beneficio de las agencias de colocación privadas".

Lo han avanzado en rueda de prensa la secretaria confederal de Empleo y Cualificación Profesional de CCOO, Lola Santillana, y el responsable autonómico de Empleo y Formación, Juan Carlos Cantín, destacando que el plan está dotado con 2.000 millones de euros.

Este plan del Gobierno de España se enmarca en la precariedad de los trabajadores jóvenes, que alcanza al 33 por ciento, según la última Encuesta de Población Activa (EPA) en el conjunto de España y una pérdida de empleo que afecta al 43 por ciento en la última década, a lo que se suma un 15 por ciento que no estudian ni trabajan, en Aragón.

Santillana ha alertado de que, de los parados, dos de cada tres carecen de cualquier tipo de formación laboral y ha recalcado que la precariedad ha aumentado un 55,6 por ciento, según datos de 2017, llamando la atención sobre la "invisibilidad" de este colectivo.

También ha aludido a la alta tasa de precariedad que afecta a las mujeres, lo que ha motivado la inclusión de medidas transversales para atajar la brecha salarial de género, ya que las mujeres perciben salarios un 23 por ciento más bajos que los hombres, y también la digital. Ha observado que a medida que aumenta el tramo salarial disminuye la presencia de mujeres.

Otra de las reivindicaciones de Comisiones es mejorar la situación de los becarios, para lo que proponen elaborar un Estatuto propio que regule las prácticas no laborales, iniciativa que ha valorado el Gobierno de España y que a juicio de esta central debe incluir la definición del papel de los tutores y de los programas formativos. Santillana ha abogado por "laboralizar" un elevado porcentaje de estas prácticas para que los becarios tengan contratos.

Este sindicato ha planteado, asimismo, impulsar los contratos de formación y aprendizaje para que estos trabajadores empiecen a cotizar a la Seguridad Social.

PLANTILLAS MÁS JÓVENES

Por otra parte, la secretaria confederal de Empleo ha emplazado a rejuvenecer las plantillas, lo que exige que los jóvenes puedan adquirir experiencia laboral y cualificarse.

El retorno de los jóvenes emigrados es otro de los objetivos del docuomento y, además, será abordado por el Consejo de Ministros la semana próxima, ha apuntado, tras el anuncio de acuerdo de la patronal y los sindicatos.

Para Juan Carlos Cantín, "la pobreza se manifiesta más en los jóvenes", alcanzando a 500.000 en toda España, de ahí las medidas acordadas por los sindicatos con el Gobierno de España y, también, con el Ejecutivo aragonés. "Los jóvenes tienen que renovar las plantillas", ha dicho Cantín.

El sindicalista de CCOO Aragón ha destacado algunos aspectos del plan regional, como las medidas para facilitar el retorno de los emigrados, la mejora de la empleabilidad de los jóvenes con baja cualificación laboral o el impulso a la formación, mencionando el desarrollo de la Formación Profesional dual, en un plan que "está funcionando".

Este plan, dotado con cinco millones de euros y con una duración de dos años, pretende llegar al 100 por cien de los jóvenes trabajadores aragoneses, especialmente a los que ni estudian ni trabajan, ha añadido.