El Plan de Formación para el Empleo de Aragón tiene un presupuesto de 54 millones y beneficiará a 45.000 alumnos en 2009

Actualizado 16/06/2009 17:58:35 CET

ZARAGOZA, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Plan de Formación para el Empleo de Aragón tiene un presupuesto este año de 54 millones de euros, que servirán para financiar diferentes acciones que beneficiará a 45.000 alumnos. Del montante total, 16,1 millones estarán destinados a programas dirigidos a trabajadores desempleados, que beneficiará a más de 6.300 personas.

Así lo trasladó en rueda prensa la directora del Instituto Aragonés de Empleo (INAEM), Ana Bermúdez, quien recalcó que la formación es una cuestión "estratégica" para el empleo, especialmente en un momento de crisis económica, y señaló que el plan de este año es "acorde" a las necesidades actuales del mercado y contribuirá a la competitividad y la productividad de las empresas.

En esta línea, el consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Alberto Larraz, apuntó que los cursos que componen la programación de este año "tienen que ver con el cambio de modelo productivo", incidiendo en sectores como las Tecnologías de la Comunicación y de la Información (TIC), el medio ambiente y la atención a la dependencia, que permitirán una economía "más sostenible".

Agregó que el Plan de Formación para el Empleo "vira" en el tipo de formación que se va a ofrecer para conseguir que las empresas sean "más productivas". Asimismo, indicó que ya ha habido modificaciones presupuestarias para incrementar el dinero que se destina a estos programas de formación para el empleo, importantes en un año de crisis, y precisó que "si es necesario hacer más esfuerzos, los haremos".

El consejero avanzó que las cifras de empleo de los próximos meses serán positivas en Aragón, algo que "nos dará un respiro", y, aunque una parte será "coyuntural, esperemos que acabe siendo estructural".

COLABORACIÓN CON PATRONAL Y SINDICATOS

El consejero de Economía firmó hoy, en el marco del Plan de Formación para el Empleo de Aragón, contratos-programa con representantes empresariales y sindicales, cuyo presupuesto total es de 14,492 millones de euros para 2009 destinados a acciones para la formación y promoción del empleo.

De esos 14,492 millones de euros, 3.730.481 euros serán para subvencionar las actividades de la Confederación de Empresarios de Aragón (CREA) en esta materia; 3.308.840 para la Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME) en Aragón; 3.806.084 para la Unión General de Trabajadores (UGT) en Aragón, y 3.647.647 para la Unión Sindical de Comisiones Obreras (CC.OO.) en Aragón.

Los contratos programas incluyen acciones de promoción de empleo, información y orientación profesional; formación; prácticas no laborales; acciones de inserción laboral; planes experienciales y otras acciones para mejorar la cualificación de los trabajadores, incluyendo formación intersectorial, de la que se pueden beneficiar hasta el 40 por ciento de los desempleados.

FORMACIÓN EN TIEMPOS DE CRISIS

El presidente de la CREA, Jesús Morte, subrayó que "la estabilidad en el empleo se produce con la estabilidad en la formación", mientras que el presidente de CEPYME-Aragón, Aurelio López de Hita, comentó que la formación "siempre es necesaria, pero más en momentos de crisis" porque permite a los trabajadores y desempleados "readaptar su situación".

El secretario general de UGT-Aragón, Julián Lóriz, explicó que los contratos programa firmados hoy son fruto del "diálogo" y el "debate" realizado entre la patronal y los sindicatos, y permiten aportar "nuestro conocimiento próximo a la realidad del mercado de trabajo y a las necesidades de la economía actual".

El secretario general de CC.OO.-Aragón, Julián Buey, comentó que la formación "refuerza" las posibilidades de acceder al mercado de trabajo y contribuye a "mejorar el sistema productivo".

PLAN DE FORMACIÓN PARA EL EMPLEO

Por lo que se refiere al Plan de Formación para el Empleo de Aragón en 2009, en su conjunto, la gerente del Instituto Aragonés de Empleo (INAEN), Ana Bermúdez, recordó que se imparte a través de entidades colaboradoras, centros de formación del INAEM, entidades sin ánimo de lucro y empresas privadas.

En total, se contará con más de 300 centros colaboradoras y contendrá una gran variedad de cursos en distintos niveles, con un mayor número en las necesidades formativas detectadas por el INAEM, que son las TIC, idiomas, gestión y administración, autoempleo, energías renovables, soldadura de diversos tipos y dependencia.

Entre los programas, Bermúdez destacó los 16,1 millones de euros a la formación de trabajadores desempleados, que beneficiará a más de 6.300 personas, quienes podrán asistir a 525 cursos.

Otros programas son los Acuerdos con compromiso de contratación, en los que el 60 por ciento de los participantes tendrán que ser contratos al menos por seis meses; formación dirigida a trabajadores prioritariamente ocupados; y formación dirigida al refuerzo de la competitividad y la innovación.

Además, hay programa para colectivos con necesidades especiales; formación en zonas rurales utilizando las TIC; un programa para la transición entre la universidad y el mercado de trabajo; y otro de formación en alternancia, a través de las las escuelas taller, y el Plan Fija (Formación e Inserción Juvenil en Aragón). De este último podrán beneficiarse más de 300 jóvenes.

Las prácticas no laborales en empresas y los proyectos de investigación son otros de los programas incluidos dentro del Plan de Formación para el Empleo.