25 de febrero de 2020
 
Actualizado 11/03/2014 20:40:05 CET

La reforma "retrotrae" a los años 80

Miembros de la Plataforma por la Salud Mental en los Barrios de Zaragoza
EUROPA PRESS

ZARAGOZA, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El psiquiatra del Sector Sanitario II de Zaragoza Eduardo Martínez, miembro de la Plataforma por la Salud Mental en los Barrios de Zaragoza, ha rechazado este martes la concentración de recursos de atención médica a personas con enfermedad mental en Valdespartera y el Paseo Sagasta y ha afirmado que este modelo que impulsa el Departamento de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón le "retrotrae" a los años 80 del siglo XX.

Eduardo Martínez ha comparecido ante la Comisión de Comparecencias y Peticiones Ciudadanas de las Cortes de Aragón junto con otras dos miembros de la plataforma, Clara Felipe y María Ángeles Cardiel, quienes han reivindicado que continúen abiertas las unidades de salud mental de los barrios de la capital aragonesa por considerar necesario que los pacientes sean atendidos en su contexto vital.

El psiquiatra ha valorado la decisión del Departamento de cerrar unidades y reagrupar a los profesionales en dos centros, afirmando que "la vuelta a los modelos hospitalo-céntricos significa trabajar no en equipo o dificultar el trabajo en equipo, centrar el foco de la intervención en las unidades de corta estancia, no en las de salud mental y, desde luego, quedar de espaldas a los equipos multiprofesionales, alejarnos de los dispositivos comunitarios, rehabilitadores".

Martínez ha señalado que le tocó "bregar" contra el modelo sanitario "hospitalo-céntrico", implantado en los sectores de los hospitales Clínico y Royo Villanova, cuando puso en marcha el Plan de Salud Mental Comunitaria de Aragón, entre 1986 y 1991.

"Costó mucho" desarrollar este modelo comunitario "y a lo largo de estos años no ha llegado a desarrollarse adecuadamente, pero eso no justifica volver atrás" y concentrar recursos es "un disparate", ha considerado.

NO ES UNA PROPUESTA DE LOS PROFESIONALES

El facultativo ha señalado el proyecto de unificación de las unidades "nunca ha sido una propuesta de los profesionales" y ha restado valor a las firmas recogidas por el Departamento para apoyar esta reforma, haciendo hincapié en que varios de los profesionales del servicio de Psiquiatría del Hospital Miguel Servet no tienen plaza en propiedad.

Ha tildado de "inviable" a corto y medio plazo que los profesionales de las nuevas unidades puedan acudir semanalmente a los antiguos centros de barrio, indicando que no dispondría de la historia clínica de los enfermos, por no estar digitalizadas, y porque "no habría equipo para intervenir".

Martínez ha solicitado la congelación 'sine die' de esta medida y el inicio de conversaciones entre ambas partes, así como elaborar un plan de salud mental "consensuado".

Ha reconocido que era "urgente" crear un hospital de día para este colectivo y tampoco ha criticado la apertura de más camas en unidades de corta estancia, "pero eso es independiente de la unificación", ha recalcado.

También se ha quejado de que este proceso de concentración de recursos se está llevando a cabo con "desinformación" y que hay "una tremenda confusión" entre la ciudadanía.

CALIDAD

María Ángeles Cardiel ha aseverado que los vecinos "no queremos que los recursos de los barrios vayan a otras zonas porque eso es perder calidad en la atención al paciente" y ha recordado que estas unidades se crearon con el objetivo de facilitar la cooperación entre los profesionales psiquiátricos con los de atención primaria.

"Reivindicamos que el centro esté cerca", ha dicho Cardiel, señalando que los pacientes "conocen el entorno, conocen a los mismos enfermeros, trabajadoras sociales", lo cual es "muy importante".

Cardiel ha señalado que las personas con trastorno mental "necesitan planes de política social que favorezcan su integración como ciudadanos y mejoren su calidad de vida" y ha negado que haya argumentos de peso que justifiquen la decisión del consejero de Sanidad, Ricardo Oliván, que es "suya y de su partido".

Ha pronosticado que se incrementarán las urgencias psiquiátricas y, al igual que Martínez, ha opinado que esta medida "recuerda la psiquiatría de antes de la reforma".

Clara Felipe ha comentado que la plataforma ha recogido más de 9.000 firmas contra esta medida del Departamento y que ha solicitado entrevistarse con la presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, el consejero Oliván, y la gerente del Servicio Aragonés de Salud, María Ángeles Alcutén. "Mientras no se nos responda a nuestras demandas, vamos a estar en la calle", ha avisado.

Felipe ha expuesto que algunos pacientes "no son capaces de coger un autobús, tienen unas fobias tremendas", tras lo que ha comentado que "tienen muchísimos problemas" con los trámites que deben hacer para adquirir los medicamentos.

FALTA DE PLANIFICACIÓN

La portavoz del Grupo Parlamentario de IU, Patricia Luquin, ha negado que haya una planificación en atención a la salud mental y ha circunscrito la decisión de Oliván al ámbito político, proponiendo que el consejero se reúna con la plataforma y dialogue en base a criterios técnicos. "Cuando se va a tomar una decisión de este calado, lo mínimo que se tiene que hacer es escuchar a todas las partes", ha apuntado.

También ha comentado que "continuamente" las asociaciones que se dedican a esta área de la medicina alertan de la falta de recursos, añadiendo que "cada vez hay más voces en contra" de la concentración de recursos.

En representación de CHA, Carmen Martínez ha hecho hincapié en que la decisión del consejero es más un "cierre de unidades" que un reagrupamiento de recursos y ha manifestado su apoyo a la plataforma.

Ha lamentado que el Gobierno no haya contado con los órganos consultivos para tomar esta decisión y que la asistencia a las personas con enfermedad mental no sea "un pilar fundamental" de la sanidad pública aragonesa.

El parlamentario del PAR Manuel Lorenzo Blasco ha puesto de relieve la reciente apertura de un centro de día en Zaragoza y la próxima apertura de nuevas camas hospitalarias, tras lo que ha defendido los criterios profesionales que han llevado a decidir la concentración de recursos. Ha recordado que en el Sector I ya está vigente esta medida.

El diputado socialista Eduardo Alonso ha recordado algunas iniciativas de su grupo, como las que animaban a crear unidades completas de salud mental y a reforzar las políticas de empleo y ocupabilidad.

Alonso ha defendido la mejora de la accesibilidad, de las unidades de psiquiatría infanto-juvenil y optimizar la coordinación de los servicios sociales y sanitarios. Ha dicho que con esta medida no disminuirá la lista de espera de salud mental.

La diputada del PP Nuria Loris ha asegurado que la reestructuración se está acometiendo a petición de los profesionales del Sector II y que en el Sector I ya está implantada la medida y "nadie ha dicho que la población está estigmatizada". También ha destacado otras medidas como el aumento del número de camas de agudos.