Actualizado 25/06/2014 12:37 CET

El PSOE propone que las cajas sean consideradas aragonesas si su obra social se desarrolla en la Comunidad

El portavoz del PSOE en las Cortes de Aragón, Javier Sada
EUROPA PRESS

ZARAGOZA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Parlamentario Socialista de las Cortes de Aragón defenderá este jueves, en la sesión plenaria, una enmienda parcial al proyecto de Ley de Fundaciones Bancarias para que estas sean consideradas aragonesas si su obra social se desarrolla principalmente en la Comunidad Autónoma, ya que así se evitará que el "protectorado" sobre la Fundación Ibercaja recaiga en el Ministerio de Economía y Competitividad.

Así lo ha anunciado este miércoles en rueda de prensa el portavoz de este Grupo, Javier Sada, quien ha expuesto que el PP quiere introducir en el Senado una modificación a la Ley de Cajas de Ahorros y Fundaciones Bancarias, aprobada en diciembre de 2013, para que sea el Ministerio el que ejerza el "protectorado" de las cajas si estas han tenido, en los dos últimos años, al menos el 30 por ciento de sus depósitos fuera de la región donde tienen su sede social.

Javier Sada ha señalado que si el Senado aprueba la enmienda del PP "hay tirar a la papelera mañana" la norma que se tramitará este jueves en el Parlamento autónomo, ya que no quedará ninguna fundación bancaria aragonesa, al igual que en Andalucía y Cataluña.

El portavoz socialista ha llamado a defender el Estatuto de Autonomía y defender la normativa aragonesa, con la enmienda propuesta, incluso en el Tribunal Constitucional para "garantizar que Aragón va a disponer de una caja aragonesa", pero sobre todo "ante el intento de recentralización de Madrid".

"Aragón es una comunidad con pocos medios económicos y el motor de una obra social de una entidad financiera es fundamental para el equilibrio social y territorial", ha agregado.

Tras afirmar que "es bueno" regular las fundaciones bancarias, ha comentado que el Grupo del PSOE ha presentado 16 enmiendas parciales al proyecto de ley que se debatirá este jueves en las Cortes, la mayoría de ellas técnicas.

Una de las enmiendas pretende que no haya diferencias entre grandes y pequeños ahorradores al elegir a sus representantes en las fundaciones, como ha ocurrido históricamente.

Para aprobar estas enmiendas, Sada ha apelado al histórico "acuerdo" entre los partidos aragoneses sobre las cajas, que ha permitido una menor "politización" de las entidades y una gestión "más profesionalizada" de las mismas.