Investigan a dos hombres por un delito de maltrato animal en Malanquilla (Zaragoza)

Cachorros hallados con vida en el interior del saco
GUARDIA CIVIL
Actualizado 10/10/2018 13:46:58 CET

ZARAGOZA, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil investiga a dos hombres por un presunto delito de maltrato animal ocurrido en el municipio zaragozano de Malanquilla, después de que otro hombre localizara en un camino a cuatro cachorros de perro en el interior de un saco cubiertos de piedras.

El pasado 4 de agosto, un vecino de Malanquilla se personó en dependencias oficiales del SEPRONA de la Guardia Civil de Calatayud comunicando que mientras se encontraba corriendo por unos caminos de la citada población escuchó unos gemidos de animal que provenían del interior de un saco de papel que se hallaba en la orilla de dicha senda, cubierto con piedras.

Tras la apertura del mismo, encontró a cuatro cachorros de perro, encontrándose uno de ellos fallecido, por lo que recogió a los animales e hizo entrega de los mismos a los especialistas de SEPRONA, ha informado la Guardia Civil en una nota de prensa.

Los agentes hicieron entrega de los tres cachorros con vida a una protectora de animales para su cuidado ya que al ser animales de corta edad requerían ser alimentados mediante biberón y necesitaban más cuidados que perros adultos.

INVESTIGACIÓN

La Guardia Civil inició a su vez una investigación realizando gestiones sobre las características del saco en el que fueron hallados los cachorros ya que se trataba de un envase de semillas certificadas de Centeno Híbrido, que contaban en sus etiquetas con datos sobre la trazabilidad de dicho producto.

Tras el análisis de la información recabada, se logró determinar que un agricultor de Malanquilla había sido la única persona que compró semillas de centeno híbrido con el número de lote que constaba en la etiqueta del saco donde se hallaban los cachorros. Además, se comprobó cómo dicha persona poseía tres perros, dos hembras y un macho, que podrían ser los progenitores de los animales abandonados.

A finales del mes de septiembre el SEPRONA localizó al propietario de dichos canes, quien informó a los agentes que un familiar suyo había introducido unos perros muertos en el interior de un saco para enterrarlos con posterioridad bajo unas piedras por lo que los agentes iniciaron las gestiones pertinentes para la localización de esta segunda persona.

Una vez obtenidos los indicios que evidenciaban la implicación de ambas personas en los hechos descritos y tras su toma de manifestación, la Guardia Civil procedió a considerar como investigados a estos dos varones, vecinos de Malanquilla, el pasado 1 de octubre por un presunto delito de maltrato animal.

La Guardia Civil ha explicado que de los tres cachorros hallados con vida uno de ellos murió al día siguiente de su recogida por la asociación protectora de animales.

Contador