Voluntarios de México se suman a la búsqueda de Jesús Ríos, desaparecido hace una semana en Vió (Huesca)

Publicado 10/08/2019 14:54:25CET
Operativo de búsqueda del desaparecido en Vió
Operativo de búsqueda del desaparecido en VióANA MANCHO

HUESCA, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de rescatadores voluntarios procedentes de México se sumarán a las labores de búsqueda de Jesús Ríos, de 71 años, desaparecido hace una semana en el término municipal de Vió, en el Pirineo oscense.

Desde el pasado sábado, 3 de agosto, alrededor de 400 personas han participado en el dispositivo de búsqueda de este mexicano que pasaba unos días de descanso en esta parte de la comarca oscense del Sobrarbe.

Sus familiares mantienen la esperanza de que Jesús Ríos esté vivo ya que consideran que "es capaz de aguantar mucho porque tenía muchas reservas, muchos recursos y está muy fuerte".

El yerno de Jesús Ríos, Daniel Benito, está trabajando activamente en colaboración con la Guardia Civil, y ha tildado de "excelente e incuestionable" la labor que se está llevando a cabo.

La búsqueda se ha centrado en la zona de Morillo de San Prieto de norte a sur, llegando a Boltaña, Puyarruego, Gallisue y Escalona, entre otras localidades.

ITINERARIO

Ahora se están abriendo nuevas vías porque Daniel Benito considera que es posible que su suegro se haya ido en dirección a Yeba por el monte de Navaín, rodeándolo por una senda en su falda norte. También ha considerado que existe la posibilidad de que haya pasado incluso por la población de Ascaso, donde actualmente viven dos personas, por lo que considera que pudo atravesar el pueblo sin ser visto.

Daniel mantiene la esperanza de que esté vivo porque "es muy fuerte y es capaz de aguantar mucho porque tenía muchas reservas y muchos recursos. Puede estar comiendo insectos, comiendo plantas. El 80 por ciento de las plantas que hay en estas montañas son comestibles, y él tenía mucha intuición. Hay que tener esperanza".

El pasado sábado, 3 de agosto, Jesús Ríos, de 71 años y nacionalidad mexicana, salió a pasear desde Vió como todas las mañanas entre las 7.30 y las 8.00. Solía volver sobre las 9.30 para desayunar con su familia, sin embargo, ese día no regresó.

La última vez que se le vió fue en Morillo de San Pietro sobre las 11.00 horas. Se cruzó con la senderista Olga Ramírez cuando caminaba con su primo con la pista que va a Boltaña. "Solo nos saludamos pero le vi bien físicamente, no parecía que estuviera agotado".

También le vió "bastante fresco", el vecino Rafael Ramírez que estaba colocando un comedero de pájaros. Después habló con un pastor al que le preguntó cómo volver a Vió. Él le indico dos caminos, uno es el que había ya utilizado y otro más corto, pero más confuso porque lo usa muy poca gente y está muy cubierto por la vegetación. Le acompañó hasta ese camino y allí se le perdió la pista, ha narrado el yerno en una nota de prensa.

OPERATIVO

La Guardia Civil ha puesto en marcha un amplio dispositivo de búsqueda coordinado por el Capitán jefe de la 3 compañía de Graus y el Teniente jefe de sección de Montaña. Se ha compuesto por especialistas de Montaña de los Greim de la Guardia Civil de Jaca, Boltaña, Panticosa, Roncal, Pamplona, Viella y Benasque; y agentes de Seguridad Ciudadana de la Compañía de Graus de los puestos de Fiscal, Boltaña, Graus y Benasque;

A ellos se suman a gentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragon; bomberos de la Ribagorza, Sobrarbe, la Diputación de Zaragoza y del parque de bomberos de Zaragoza.

También han participado varios perros especializados en la búsqueda de personas Asimismo se han incorporado 4 drones altamente equipados para búsqueda de personas desaparecidas de la Guardia Civil que han llegado de Madrid. Uno de ellos tiene una cámara térmica para buscar en función de la temperatura y también puede detectar un móvil aunque no lleve tarjeta. Además se han sumado a la búsqueda voluntarios como montañeros y cazadores, que han participado buscando campo a través y con drones profesionales.

Los drones de alta resolución han batido una amplia zona, llegando a las 9 horas de vuelo, con el consiguiente visionado de forma pormenorizada en un ordenador para ver al detalle cualquier tipo de indicio que pudiera haber en el terreno.

El 90 por ciento del territorio es muy complicado, está muy enmarañado y la Guardia Civil ha abierto sendas, rapelado en zonas escarpadas, revisado el río Yesa y recorrido localidades de la zona.

En el operativo se ha incidido en la realización de forma continúa de rápeles por parte de los especialistas de montaña de la Guardia Civil y en zonas escarpadas, se ha dividido el área de rastreo en 8 sectores, ampliando el radio de búsqueda en dirección Este, Oeste y Sur.

Contador