Actualizado 16/06/2007 12:08 CET

Zaragoza.- La Fundación Federico Ozanam atiende en 2006 a 8.959 personas, frente a las 6.500 del año anterior

ZARAGOZA, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Federico Ozanam atendió en 2006 a 8.959 personas que supone un incremento de su actividad respecto al año anterior, cuando prestó servicios a unas 6.500. Las labores que desarrolló se centraron en formación, empleo, atención a personas mayores, acceso a la vivienda, atención a mujeres, niños y jóvenes, además de su tradicional Rastrillo recaudatorio.

El responsable del Área de Acción Social de la Fundación, José María Lamana, mostró su satisfacción por el balance de actividades ya que el año pasado "hubo un crecimiento importante en el número de personas a las que se ha llegado desde los distintos programas de la fundación", dijo en declaraciones a Europa Press.

El incremento en 2.500 del número de personas atendidas es "un dato objetivo y relevante" que supone "un salto importante" porque significa que "se llega a más gente desde programas muy diferentes", agregó Lamana.

En este sentido, recordó que en 2006 se inició el trabajo con mujeres con el Centro de Emergencia para Mujeres Víctimas de Violencia gracias a un convenio con el Instituto Aragonés de la Mujer, en el que "este año vamos a seguir incrementando la actividad".

Además, se comenzó a actuar en el área de vivienda, "que sigue siendo uno de los grandes retos sociales en este momento", que "un problema para todo el mundo, especialmente para las personas con menos recursos".

El Centro de Emergencia para Mujeres Víctimas de Violencia da acogida temporal y protección las 24 horas del día, tanto a las mujeres como a los menores a su cargo. En 2006, se atendió a 63 mujeres y 60 niños.

Por lo que se refiere a la vivienda, existen varias actuaciones. Una de ellas es la Bolsa de Alquiler de Viviendas destinada a personas con dificultad social como inmigrantes, minusválidos, población gitana, madres con cargas familiares y personas mayores.

En el 2006 se recibieron 356 solicitudes y fueron atendidas 73 familias y 253 personas. En la actualidad hay un total de 199 viviendas alquiladas. La Fundación cuenta también con pisos de cesión temporal supervisados desde el año 2004 y en colaboración con el Ayuntamiento de Zaragoza. Se trata de dar un bloque de tres viviendas rehabilitadas en las que se puede permanecer un máximo de un año. De ellos, se beneficiaron nueve personas.

Además, a través de un convenio con el Instituto de Servicios Sociales se lleva a cabo un proyecto de erradicación del chabolismo en el que el año pasado se trabajó con 30 familias y 125 personas. Finalmente, el piso de acogida de inmigrantes, que tienen en colaboración con la Oficina de Inmigración del Gobierno de Aragón desde 2006 acogió a 18 personas en 2006.

INFANCIA Y JUVENTUD

En materia de infancia y juventud, la Fundación posee varios programas. Uno de ellos es el Proyecto Cadeneta, centro de tiempo libre para niños de entre 3 y 14 años cuya finalidad es conseguir que la diversidad social y cultural de los niños y adolescentes y que en 2006 benefició 937 niños y 1.036 jóvenes. El programa incluye acciones socioeducativas a menores en situación de riesgo desde el medio en el que conviven.

También, la gestión de las casas de juventud y los proyectos de integración de espacios escolares de San Pablo, La Almorzara y La Magdalena. Estos últimos están destinados a jóvenes de 12 a 18 años para potenciar sus hábitos de participación en las asociaciones y recursos socioeducativos de su entorno.

El Proyecto Cadena incluye, asimismo, la organización y celebración de la Carrera del Gancho. En 2006, celebró su tercera edición en la que participaron 425 actores no profesionales del barrio y más de 25 grupos y artistas profesionales implicados en los talleres, el pasacalles y en la creación de la fiesta.

En materia de infancia y juventud, la Fundación actúa también en protección de menores, a través de tres proyectos. Uno de ellos son los pisos destinados a menores tutelados entre 13 y 18 años procedentes de hogares desestructurados, en los que el año pasado se acogió a 36 jóvenes. Su finalidad es que alcancen un grado de autonomía suficiente hasta la mayoría de edad.

El segundo proyecto son los pisos asistidos de emancipación para jóvenes de entre 18 y 21 años, en los que se trabaja para consolidar la autonomía iniciada en los centros tutelares para menores. En ellos, atendió a 14 jóvenes en cuatro pisos.

El tercer proyecto es el Centro de Recursos para Jóvenes que funciona desde febrero de 2006 y tiene como finalidad ser un centro de servicios en materia de asesoría e información a jóvenes sobre temas relacionados con su desenvolvimiento autosuficiente en la sociedad. Por él pasaron 65 jóvenes.

FORMACIÓN Y EMPLEO

La Fundación Federico Ozanam trabaja también en la formación y el empleo. Así, el año pasado 280 alumnos realizaron formación básica y en los cursos de alfabetización participaron 216 personas de 16 nacionalidades distintas. También se han impartido 39 cursos de aprendizaje de oficios de los que se han beneficiado 374 alumnos, lo que ha supuesto un total de 6.734 horas de formación.

Las profesiones en las que se realizaron programas formativos fueron albañilería, fontanería, carpintería de aluminio, pintura, carpintería de madera, empleado de hogar, maquinista de confección, cocina, servicio doméstico y limpieza industrial.

La Fundación cuenta también con el Proyecto de Red Conecta, cuya finalidad es formar en las nuevas tecnologías a través de clases de informática para grupos de población desfavorecidos. De ellos, se han beneficiado 356 personas, de los cuales hay 67 menores de edad.

Además, dentro de las medidas de apoyo a la creación de empleo esta organización posee el Taller de Empleo "San Pablo II", un programa en el que se impartieron 1.100 horas de formación y que acogió a 24 alumnos.

Otra de las actuaciones en materia de empleo compatibiliza la formación y cualificación profesional con el acondicionamiento y la rehabilitación de viviendas para personas sin recursos económicos. En 2006, hubo 48 plazas de alumnos-trabajadores, de las que el 55 por ciento fueron mujeres.

Asimismo, más de 20 personas perfeccionaron sus habilidades en confección industrial, construcción y reformas, mantenimiento y limpieza dentro del programa Inserta. La Fundación posee también una agencia de colocación cuya función es intermediar en el mercado laboral, asesorándoles para que sean parte activa de la búsqueda de empleo. En total, asesoró a 979 personas.

ATENCIÓN A LOS MAYORES

La Fundación Federico Ozanam tiene como uno de sus fines la atención y cuidado de las personas mayores con limitaciones físicas, psíquicas, sociales y económicas. Para eso, han dotado a personas con falta de recursos económicos de becas para estancias en sus residencias por un importe de 464.576 euros.

Además, la Fundación atendió a 281 personas en sus 220 plazas de residencia, donde se da una atención integral personas mayores con limitaciones físicas, psíquicas y sociales. Sus apartamentos tutelados para personas mayores válidas dio residencia a 48 personas, mientras que los tres centros de día dieron servicio a 274 personas.

Otra de las acciones en el colectivo de personas mayores es la asistencia a domicilio para personas que viven solas que en 2006 atendió a 96 personas.

EL RASTRILLO

La organización del Rastrillo Aragón es una de las actuaciones más conocidas de la Fundación, que lo realiza desde 1987 y que sirve para recaudar financiación para sus programas. Durante diez días, se recaudaron 613.015 euros gracias a la colaboración de empresas y de 918 voluntarios.

Estos últimos contribuyeron también a otras actividades de la Fundación, sumando un total de 981 voluntarios --23 de residencias y centros de día para mayores; 26 del Proyecto Cadeneta; 14 del Centro Sociolaboral y 918 del Rastrillo--.