4 de abril de 2020
 
Publicado 25/03/2020 12:57:01 +01:00CET

Las agencias de viaje asturianas lograron repatriar a más de 400 personas por diferentes medios

Agencia Halcón Viajes.
Agencia Halcón Viajes. - GLOBALIA - Archivo

OVIEDO, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

La asociación de Operadores Turísticos y Agencias de Viajes del Principado, OTAVA, ha remarcado este miércoles que las agencias de viajes llevan semanas trabajando durante jornadas interminables, para cancelar la mayoría de los viajes reservados en los últimos 5 o 6 meses, viendo como su trabajo se esfuma. Así mismo han indicado que en Asturias las agencias asociadas a OTAVA han conseguido repatriar a más de 400 personas por diferentes medios cuando parecía imposible hacerlos regresar y todavía hoy siguen en contacto con compañías aéreas y transportistas para procurar un regreso a sus clientes.

"Lo más duro de todo ha sido pelear, en una búsqueda frenética de medios de transporte, para poder traer de vuelta a casa a los cientos de pasajeros que se vieron afectados por esta pandemia. Los trabajos de repatriación han sido duros y a contrarreloj por las medidas gubernamentales que restringían progresivamente la libre circulación de las personas", explican.

El colectivo asegura que las pequeñas agencias han sido capaces de repatriar a la gran mayoría de sus clientes sin ningún tipo de ayuda, asumiendo el tremendo coste personal y financiero de este trabajo y "sufriendo, diaria y constantemente, el inmoral acoso de organizaciones de consumidores que en su pelea por arrancar tajada de esta dramática situación falseaban o tergiversaban la información que se ofrecía en diferentes medios".

Añaden que la pelea de las agencias de viajes ha tenido también otro frente consistente en negociar con los proveedores para conseguir que se produzcan las ansiadas devoluciones de los anticipos de los viajes que fueron suspendidos, los importes abonados por las agencias por las reservas que ahora están canceladas sin gastos y todo ello a sabiendas de que con esas devoluciones convertían en humo los beneficios de su trabajo.

"La lucha de las agencias no ha acabado porque hay proveedores turísticos que, haciendo caso omiso de la ley de consumo, retienen importes con el subterfugio de que se quedan para el futuro
viaje de ese cliente", explican a través de un comunicado.

Por todo ello este colectivo se pregunta cuándo se les va a tener en cuenta y para cuándo se valorará el papel fundamental de la agencia de viajes en un sector que mueve miles y miles de millones. Ante esta situación el sector pide ser escuchado y que se les faciliten medidas urgentes para paliar los daños de esta crisis y exigen que los diferentes gobiernos hagan cumplir la ley rigurosamente a aquellas empresas que haciendo una interpretación más que dudosa del estado de excepcionalidad secuestran los recursos de sus clientes.

Contador

Para leer más