Publicado 16/01/2020 13:44CET

Asturias cree que los fondos europeos de transición ecológica deben primar a los territorios que ya rebajan emisiones

Nieves Roqueñí
Nieves Roqueñí - EUROPA PRESS

OVIEDO, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

La viceconsejera de Medio Ambiente y Cambio Climático del Gobierno asturiano, Nieves Roqueñí, ha dicho este jueves que el reparto de los 7.500 millones impulsados desde la Comisión Europea para ayudar a las regiones en transición ecológica debería primar a los territorios que ya tienen medidas "alineadas" con los objetivos europeos para reducir emisiones.

Roqueñí, antes de participar en una reunión en Oviedo, ha contestado a preguntas sobre la propuesta comunitaria que ya apuntaría un reparto en el que el país que más dinero recibiría sería Polonia (que aún no ha asumido el compromiso de eliminar emisiones de CO2 en 2050) con 2.000 millones.

Le seguiría Alemania, con 877 millones de euros; Rumanía, con 757 millones; República Checa, con 581 millones; Bulgaria, con 458 millones; Francia, con 402 millones; Italia, con 364 millones; y España, con 307 millones. Cierran la lista con las partidas más reducidas Malta, con 8 millones, y Luxemburgo, con 4 millones.

"Se debería primar a los países y regiones que ya tienen actuaciones alineadas con la rebaja de emisiones y Polonia tampoco ha tenido un compromiso firme de apoyar esa reducción", ha considerado la dirigente asturiana.

Así, ha comentado que habrá que seguir "muy de cerca" las negociaciones del nuevo marco financiero europeo y tratar de poner en valor lo que se está haciendo en los territorios para que de verdad se ponga en marcha una transición energética "justa" que requiere una "financiación adecuada".

PENDIENTE DE NEGOCIAR

La Comisión Europea ha previsto una clave de reparto para los 7.500 millones de euros del fondo para ayudar a las regiones en la transición ecológica que sitúa a España en octavo lugar como país receptor con 307 millones asignados, en una distribución que reserva las mayores partidas para Polonia (2.000 millones) y Alemania (877).

Así consta en el documento que Bruselas ha presentado este miércoles a los embajadores de los Veintisiete, un día después de presentar en la Eurocámara su propuesta de dotar de salida con 7.500 millones de "dinero nuevo" este instrumento de nueva creación cuya capacidad debe ser aún negociada con los Estados miembro.