Publicado 26/01/2022 18:50

El consejero de Industria, Empleo y Promoción Económica, reprobado por el parlamento asturiano

Archivo - Enrique Fernández
Archivo - Enrique Fernández - GOBIERNO DE ASTURIAS - Archivo

PSOE, PP, Ciudadanos, Podemos, IU y Foro aprueban una iniciativa que pide que la SEPI asuma la antigua factoría de Alcoa en Avilés

OVIEDO, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Industria, Empleo y Promoción Económica del Gobierno asturiano, el socialista Enrique Fernández, ha sido este jueves reprobado por el parlamento asturiano en el pleno monográfico sobre la situación de la planta de Alu Ibérica en Avilés.

La reprobación de Fernández ha salido adelante con los votos de todos los grupos de la oposición, es decir, PP, Ciudadanos, Podemos, IU, Foro, y Vox. Solamente el PSOE, partido que gobierna en Asturias, votó en contra.

Fernández recibió a lo largo del día importantes críticas por parte de los parlamentarios de la oposición a cuenta de su gestión en todo lo relativo a la antigua planta de Alcoa en Avilés. Los trabajadores, abocados a un ERE de extinción, también se manifestaban en contra del dirigente asturiano.

Fue en el año 2018 cuando Alcoa anunciaba el cierre de sus factorías de aluminio en Avilés (Asturias) y A Coruña (Galicia). A partir de ese momento se produjo un periodo en el que se buscó un nuevo responsable para las plantas y en el que se implicaron los gobiernos asturiano y gallego, además del Ministerio de Industria. Finalmente, en julio de 2019 cuajó la venta de las plantas al fondo suizo Parter.

Meses después, en octubre, el citado fondo registró la firma Alu Ibérica, que se hacía cargo de las plantas. En el mes de abril de 2020 Grupo Riesgo compró Alú Ibérica. Sindicatos acudieron a los tribunales por conflicto colectivo y la Confederación de Cuadors Profesionales acució a la vía penal. En abril de 2021, la Audiencia Nacional decretó la intervención judicial de Alu Ibérica. Actualmente está en concurso.

A lo largo de la sesión plenaria de este jueves en el parlamento asturiano, los grupos de la oposición han cargado contra los gobiernos socialistas, especialmente contra el consejero de Industria, Enrique Fernández. Él dio su versión a lo largo de la mañana, pero no convención al resto de grupos.

Antes de la votación, el portavoz adjunto del PP, Pablo González, dijo que Fernández estaba, en realidad, pagando por la "inacción" de todo el Gobierno en este asunto. Desde Podemos, Daniel Ripa ha lamentado que el consejero se haya ceñido a una estrategia que se ha limitado a insistir en que ha sido engañado. "El consejero de Industria no puede seguir ni un minuto más", ha dicho Adrián Pumares (Foro), mientras que Ángela Vallina (IU) ha insistido en la necesidad de buscar una solución que de cobertura a la actual plantilla. Desde Vox, Sara Álvarez, ha criticado el "victimismo" de Fernández, mientras que Luis Fanjul (Ciudadanos) ha considerado oportuna la reprobación del mandatario socialista en vista de los acontecimientos.

Por parte del PSOE ha intervenido el diputado René Suárez, quien ha cargado contra el resto de partidos por no realizar aportaciones y por "juzgar y sentenciar desde la comodidad de la oposición". Suárez ha dicho que su grupo traslada su apoyo y solidaridad a los trabajadores afectados, que son víctimas de "un capitalismo voraz". Suárez también ha criticado a Podemos e IU por votar junto a la "extrema derecha", en alusión a Vox.

Por otro lado, el parlamento asturiano ha aprobado otra propuesta que pide al Ministerio de Industria que asuma de manera temporal, a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) el mantenimiento de la planta de Alu Ibérica en Avilés. Reclaman que la SEPI asuma la dirección de la planta al tratarse la producción del aluminio primario una actividad "estratégica y esencial".

La relativa a la intervención de la SEPI ha sido una propuesta aprobada por todos los grupos parlamentarios con presencia en la Junta General, incluido el PSOE, con la excepción de Vox que terminó votando en contra.