Publicado 20/12/2021 14:42CET

La Fiscalía archiva las diligencias de investigación por la venta de dos cuadros de la Fundación Selgas-Fagalde

Archivo - Jardines del palacio de los Selgas
Archivo - Jardines del palacio de los Selgas - GOBIERNO DE ASTURIAS - Archivo

OVIEDO, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía del Principado de Asturias, Sección Territorial de Avilés, ha archivado las diligencias de investigación incoadas en relación a las operaciones de venta de dos cuadros de la Fundación Selgas-Fagalde, al considerar que los hechos denunciados "no tienen fundamento para ejercitar acción penal alguna".

Contra el decreto de la Fiscalía no cabe recurso, aunque los denunciantes pueden reiterar su denuncia frente al juez de instrucción competente, según indican desde el Ministerio Fiscal.

Las diligencias de investigación se incoaron el pasado 7 de octubre en la Sección Territorial de Avilés de la Fiscalía del Principado de Asturias, tras recibirse, en primer lugar, una denuncia del portavoz de Podemos en la Junta General del Principado por unos hechos producidos en la Fundación Selgas-Fagalde que consideraba un grave perjuicio para los intereses de los asturianos.

La denuncia recogía, por un lado, que el Estado valoró en 18 millones de euros un cuadro de Goya ("Aníbal vencedor") que la Fundación Selgas vendió posteriormente en 3,3 millones y, por otro, la adquisición por parte de la Fundación de un hotel de Sevilla a dos empresas relacionadas con su presidente, manifestando que la institución vendió el cuadro para afrontar el cierre del mismo.

También se recibió, en segundo lugar, una denuncia de parte de Foro Asturias por la presunta comisión de un delito de administración desleal, apropiación indebida y estafa contra el presidente del patronato de la Fundación y contra todos los miembros del mismo.

La denuncia se basaba en informaciones aparecidas en medios de comunicación sobre la dudosa legalidad de los acuerdos adoptados por el patronato de la Fundación en relación a la venta del Goya y otro cuadro de El Greco ("Asunción de la Virgen" o "Inmaculada Concepción"), al haberse omitido requisitos obligatorios y formales en la tramitación de la venta de esos bienes, con los consiguientes perjuicios a los intereses de los asturianos.

Ambas denuncias se acumularon en unas solas diligencias de investigación. De las diligencias practicadas en Fiscalía se desprende que el cuadro "Aníbal", de Goya, se vendió mediante escritura pública el 15 de diciembre de 2020 a la Fundación Amigos del Museo del Prado por 3 millones de euros, dinero que iría dirigido a atender los fines fundacionales y, especialmente, a la conservación y mantenimiento de La Quinta de El Pito (Cudillero), sede de la Fundación. Con la venta se mantenía el fin de divulgar la cultura, a la vista del comprador, en este caso, la Fundación Amigos del Museo del Prado, quien adquirió la obra con la finalidad de donarla al Museo del Prado, tal y como se recoge en la comunicación que se realizó al Protectorado de Fundaciones el 21 de abril de 2021.

La primera vez que la Fundación trató el tema de la venta del Goya fue en una reunión celebrada el 12 de diciembre de 2014, donde ya se habló de la necesidad de vender bienes para poder hacer frente a los numerosos gastos que generaba el mantenimiento y conservación de La Quinta, haciendo referencia entre las posibles obras a vender el "Aníbal" de Goya, el cual se encontraba expuesto en la Colección Permanente del Museo Nacional del Prado.

La segunda vez que se abordó el tema fue en abril de 2016, cuando el presidente recordó que el Convenio de préstamo del "Aníbal" al Museo del Prado finalizaría en "el plazo de un año, aproximadamente". La Fundación estaría interesada en que lo comprara el Museo, puesto que su vuelta a La Quinta incrementaría considerablemente el seguro y la prórroga del Convenio supondría no poder venderlo a terceros, siendo ese compromiso "inaceptable". La cuestión se trató nuevamente en diciembre de ese mismo año.

Fue en la reunión que tuvo lugar en fecha 11 de diciembre de 2017 cuando ya se decidió vender el cuadro, pues el convenio de la Fundación con el Museo había vencido en septiembre y había sido renovado sin fecha límite y de tal manera que con un preaviso de sesenta días se podía retirar la obra. El Museo no lo iba adquirir, así que tenían que buscar comprador. Esta decisión fue aceptada por unanimidad por todos los asistentes a la reunión, que estuvieron de acuerdo no solo con la venta de este cuadro, sino también de cualquier otra obra que pudiera realizarse.

En la reunión celebrada el 10 de diciembre de 2018, los miembros del Patronato fueron advertidos de que el valor que podía obtenerse por el cuadro podría ser inferior al previsto. Fue posteriormente, en la reunión mantenida el 22 de junio de 2019, cuando se comunicó que el precio que podría obtenerse sería de tres millones de euros.
A la hora de determinar el valor de la obra de Goya, se solicitó un estudio de la misma a la empresa *, que tras examinarla y dar por hecho que se trataba de una obra inexportable y que su valor se circunscribía solamente al mercado nacional, su precio oscilaría entre los dos millones y medio de euros y los tres millones de euros.

En cuanto al cuadro de El Greco "Asunción" o "Inmaculada Concepción", la venta del mismo fue imposible, pues la Fundación pretendía venderlo fuera del territorio español por un mínimo de 6 millones de euros. Para ello, solicitó un permiso de salida temporal de la obra con posibilidad de venta, si bien el mismo fue denegada por el Ministerio de Cultura y Deporte el 4 de febrero de 2021, cuando se acordó la inexportabilidad de la obra por su singular importancia para el patrimonio histórico y se requirió a la Comunidad Autónoma para que instruyera expediente con el fin de declararla obra "Bien de Interés Cultural".

La venta de estas obras se pretendía realizar dada su condición de bienes no adscritos a la dotación de la Fundación, aspecto fundamental, tal y como se recoge en los estatutos. Fue en una reunión mantenida el 16 de noviembre de 2020, a la que asistieron todos los patronos (en persona o por videoconferencia, a excepción de la Consejera de Cultura, que delegó su voto en el presidente), donde se ratificó el acuerdo de venta de ambos cuadros y se concretó y especificó que las obras "no eran bienes adscritos a la dotación de la Fundación Selgas-Fagalde, cuestión no discutida por ninguno de los patronos".