8 de abril de 2020
 
Actualizado 11/03/2014 12:31:27 +00:00 CET

El hombre acusado de violar y agredir a su exmujer en Oviedo acepta 8 años y 9 meses de prisión

OVIEDO, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El acusado de violar y agredir a su exmujer en Oviedo, J.A.G, de 44 años, ha aceptado este martes una pena de prisión de ocho años y  nueve meses, según ha informado a Europa Press el abogado de la acusación, Emilio Burgos de Andrés. Además deberá indemnizar a la denunciante con 6.000 euros y deberá afrontar el pago de una multa de 900 euros por los 30 días de baja por las lesiones causadas a su expareja.

   El juicio que estaba previsto en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Oviedo se ha celebrado sin practicar las pruebas debido a que las partes han llegado a un acuerdo con el Ministerio fiscal que ha modificado la pena al tener en cuenta la eximente cualificada de embriaguez, según las mismas fuentes.

   Inicialmente el Ministerio Público pedía 15 años de prisión. Nueve años por un delito de abuso sexual; cinco años por un delito de lesiones y un año por el quebrantamiento de orden de alejamiento. El acusado había sido condenado por malos tratos el 14 de septiembre de 2010 por el Juzgado de lo Penal número 1 de Oviedo. Se separaron en el año 2011.

   Los hechos ocurrieron el 4 de enero de 2013, sobre las 22.15 horas, cuando el acusado que se hizo con unas llaves del domicilio de su exmujer aprovechó que ninguna de las dos hijas de la pareja se encontraban en casa para acceder a la vivienda.

   Una vez allí, J.A.G. comenzó a agredir a su expareja y a quitarle la ropa. Después abusó de ella sexualmente. Cuando el hombre abandonó el domicilio se llevó el bolso de la víctima con sus pertenencias y el teléfono móvil.

   La mujer alertó a la policía desde el teléfono fijo y a los servicios sanitarios que la llevaron al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Poco tiempo después, el hombre volvió al domicilio de la exmujer a dejar el bolso que se había llevado y al salir del portal fue arrestado por los agentes de la Policía.

   La mujer presentaba fracturas de huesos nasales y hematomas por distintas partes del cuerpo, según el informe médico que se le realizó el día en el que ocurrieron los hechos.