Un incendio en Noreña motivó el jueves que varios parques de bomberos quedaran vacíos, revela CSI

Parque de Bomberos
GOOGLE
Publicado 26/11/2018 14:37:12CET

OVIEDO, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El aparatoso incendio registrado el pasado jueves en una vivienda de Noreña obligó a trasladar a tantos efectivos que tres parques del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) tuvieron que quedarse sin dotaciones para poder actuar, según ha revelado este lunes en una rueda de prensa en La Morgal el sindicato Corriente Sindical de Izquierda (CSI).

"El actual sistema de funcionamiento del SEPA es insostenible, la gestión del servicio es totalmente nefasta y tiene responsables directos, empezando por el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, siguiendo por el gerente Eugenio García y la cadena de mando que sostienen esa forma de funcionar", ha señalado Manuel Sondo, de la CSI.

El sindicato dice que sólo la fortuna está evitando que se produzca alguna desgracia grave. "Se está jugando peligrosamente con la seguridad de los asturianos", han insistido.

Así, han puesto como ejemplo lo ocurrido en la noche del jueves, que, sostienen, no es un caso aislado. Ese día, a las 22.50 horas se produjo el gran incendio en Noreña que afectó a otras propiedades colindantes. Todo el personal del parque de La Morgal (cinco trabajadores en ese momento) y todo el del parque de San Martín del Rey Aurelio tuvieron que dirigirse al lugar.

De esta forma, los citados parques quedaron "completamente vacíos" para poder atender las emergencias que se pudiesen producir en las zonas que cubren.

Con esa situación, han explicado, a las 23.08 horas se movilizaron a las tres personas que estaban en el parque de Proaza para cubrir el parque de La Morgal. A partir de esa hora y con los bomberos recorriendo los 35 minutos que les separaban, ese parque (que da servicio a Santo Adriano, Proaza, Teverga o Quirós) quedó cerrado.

El incendio de Noreña seguía pero a las 00.18 horas se recibió la llamada de una explosión de una cocina en un piso de Sotrondio, en San Martín del Rey Aurelio. Como allí no había bomberos (desplazados a Noreña), tuvieron que ir hacia el lugar los efectivos de Proaza, quedando de nuevo La Morgal vació. Tardaron una media hora en llegar. "Milagrosamente no hubo heridos", han relatado.

Regresaron a La Morgal a las 1.44 horas. Pero minutos después, a las 2.08 horas recibieron otro aviso. Era en Lugones (Siero), donde se había registrado un incendio en un edificio de cinco alturas. Los tres bomberos de Proaza tuvieron que trasladarse también al lugar. En ese tiempo nuevamente quedó vacío el parque de La Morgal (junto a los parques de SMRA y Proaza).

No hubo víctimas y desde CSI afirman que se les dijo a los bomberos que se habían desplazado a Lugones que "evaluasen" la necesidad de pedir más personal para atenderlo, porque si así se requería movilizarían a operarios que estaban trabajando en Noreña.

"No podemos ser cómplices de esta situación", han alertado desde CSI, que han insistido en el "peligro" que supone la actual organización en el SEPA. "Parece ser que a los responsables políticos y a la gerencia esto le importa muy poco, ojalá no tengamos que lamentar víctimas algún día", han apostillado.