Actualizado 05/08/2012 20:34 CET

María Jesús Álvarez se compromete a defender que la PAC sea también ganadera

María Jesús Álvarez En Sobrescobio
EUROPA PRESS/PRINCIPADO

OVIEDO, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Agroganadería y Recursos Autóctonos del Principado de Asturias, María Jesús Álvarez, se ha comprometido este domingo a defender que la reforma de la Política Agraria Común (PAC) "tenga en cuenta nuestro modelo agrario y por lo tanto no se limite a ser una PAC agrícola, sino que sea también ganadera".

Álvarez realizó estas afirmaciones durante su intervención en los actos del XXVII Día del Campo Asturiano, organizado por la Unión de Campesinos Asturianos (UCA), en Sobrescobio, fiesta a la que también asistieron el presidente del Principado, Javier Fernández, la directora general de Recursos Naturales, Fina Álvarez, y el director general de Política Forestal, José Antonio Ferrera.

María Jesús Álvarez ofreció a las organizaciones sindicales la colaboración del Gobierno asturiano. Desde el Gobierno asturiano, aseguró, se quiere "mantener las ayudas asociadas a la leche y la carne", con especial atención a las zonas de montaña, algo que tildó de "imprescindible, si queremos garantizar la viabilidad de nuestras explotaciones". En ese sentido, reivindicó que "cobren las ayudas por producir quien realmente produce y vive de su trabajo".

La consejera apeló al diálogo ante los precios de la leche, algo que excede los límites del Principado, y aseguró que, pese al ajuste económico y a la prórroga presupuestaria, se está buscando el modo de anticipar las líneas de ayuda para la modernización de las explotaciones y la incorporación de jóvenes de cara al 2013 para garantizar que "tenemos la ventanilla abierta desde principios de año".

La titular de Agroganadería apostó por mantener los equipamientos y los servicios públicos básicos de educación, sanidad y servicios sociales "porque proporcionar las condiciones para lograr la igualdad de oportunidades, teniendo en cuenta las características de cada territorio, se convierte en una tarea ineludible", además de comprometerse "con los habitantes de nuestro medio rural que tenéis derecho como ciudadanos, aun cuando el mantenimiento de estos servicios y dotaciones suponen un mayor coste económico de mantenimiento, pero sus beneficios resultan muy superiores porque están cumpliendo con los objetivos de cohesión social y territorial".

El objetivo es "incentivar el desarrollo económico" desde el diálogo y la colaboración con el sector y "apoyándonos en el trabajo de los últimos años que son una base sólida para continuar. Con las organizaciones agrarias de forma especial, para resolver los problemas que vivís y que os preocupan: los acotamientos, el lobo, un mejor aprovechamiento forestal, el intrusismo o el fraude".

Y ante el difícil momento económico, del que se mostró segura que "saldremos", hizo pública su oferta: "la del trabajo compartido y el esfuerzo conjunto".