Piden 3 años de prisión para un acusado de intercambiar textos y fotos sexuales con una adolescente por Internet

Publicado 11/04/2019 12:46:50CET

OVIEDO, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Fiscal pide tres años de prisión, alejamiento y prohibición de comunicación con la víctima durante 8 años, 6 años de inhabilitación especial para cualquier profesión u oficio, sea o no retribuido, que conlleve contacto regular y directo con menores y tres años de libertad vigilada para un acusado de intercambiar fotos y mensajes sexuales con una adolescente de 15 años a través de Instagram.

La vista oral está señalada para este viernes 12 de abril de 2019, en el Juzgado de lo Penal número uno de Oviedo, a las 11.00 horas.

El Ministerio Fiscal sostiene que, a las 3.44 horas del día 11 de julio de 2017, la víctima, nacida en 2002 contactó, a través de su cuenta de Instagram, con el usuario que utilizaba el acusado, nacido en 1979. Después de intercambiar varios mensajes, el mismo día 11 el acusado pidió a la chica que le enviara una foto. El día 12, la menor le envió una fotografía de su rostro.

Durante los siguientes días, ambos intercambiaron diferentes mensajes que gradualmente adquirieron contenido sexual. La víctima le dijo que tenía 15 años y ambos hablaron de la diferencia de edad entre ellos en caso de llegaran a algo. El día 30 de julio, el acusado, aprovechando la inexperiencia sexual de la joven, le hizo comentarios de índole sexual, relatándole una historia que presuntamente había soñado. Le preguntó si le gustaría que pasara de verdad y le pidió que le enviara una foto "sexy".

El acusado, que había ganado la confianza de la menor, a la que llamaba reiteradamente "cielo" y le hizo creer que se trataba de su novio, le pidió el 10 de agosto que le enviara una foto suya en biquini y los días siguientes insistió en que le enviara una foto "sexy". Los días sucesivos, la chica y el acusado intercambiaron fotos de contenido sexual.

Las conversaciones a través de esta cuenta finalizaron el 6 de septiembre de 2017, cuando la madre de la víctima modificó la contraseña de acceso al advertir que su hija tenía cuenta en esa aplicación y que había conversaciones con un hombre inapropiadas para su edad. Posteriormente, el acusado trató en repetidas ocasiones ponerse en contacto con ella, sin conseguirlo.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de acoso sexual y un delito de exhibición de material pornográfico entre menores de edad y pide en total 3 años de prisión, inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, alejamiento y prohibición de comunicación con la menor durante 8 años, 6 años de inhabilitación especial para cualquier profesión u oficio, sea o no retribuido, que conlleve contacto regular y directo con menores y 3 años de libertad vigilada.

En concepto de responsabilidad civil, el Ministerio Fiscal solicita que el acusado indemnice a la menor, a través de su representante legal, con 6.000 euros por el daño moral sufrido, más los intereses legales correspondientes

Contador

Para leer más