Piden 8 años de prisión para un hombre por robar a su tía 36.821 euros

Archivo - Audiencia Provincial de Oviedo.
Archivo - Audiencia Provincial de Oviedo. - EUROPA PRESS - Archivo
Publicado: lunes, 28 noviembre 2022 14:17

OVIEDO, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita la condena de 8 años de prisión para un acusado de robar, estafar y apoderarse de dinero de su tía, vecina de Ribera de Arriba. La vista oral está señalada para este martes, 29 de noviembre, en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial, con sede en Oviedo, a las 10.00 horas, según ha informado la Fiscalía.

El Ministerio Fiscal sostiene que, durante el verano del año 2018, el acusado fue a visitar a su tía, que residía en Ribera de Arriba, y aprovechando un descuido de la misma, se apoderó de varias joyas que la mujer tenía guardadas en una bolsa de tela dentro de un bolso que tenía en un armario de la habitación. El acusado abrió el armario con un destornillador porque estaba cerrado con llave.

En los meses de julio, agosto, septiembre del 2018 y marzo del 2019, el acusado vendió las joyas en un establecimiento de Oviedo. Se recuperaron todas las joyas, excepto un reloj de oro (valorado pericialmente en 3.500 euros), una alianza con una grabación (valorada pericialmente en 58,06 euros) y una pulsera de oro gruesa (valorada en 137,51 euros).

Las joyas sustraídas fueron valoradas en 7.619,15 euros. El dueño del establecimiento no reclama por estos hechos. En una fecha no concretada pero en todo caso antes del mes de mayo del 2019, el acusado le pidió prestadas unas joyas a su tía, sin devolverlas. En concreto: una cadena de oro con un colgante de la Virgen de Covadonga, rodeada con un aro, con un crucifijo y una cruz de Aravaca; una cadena de oro con un colgante de la Virgen de Covadonga; y una pulsera rígida de oro con una medalla con un símbolo Aries.

Las joyas fueron valoradas en 1.095,16 euros. Estas joyas fueron vendidas por el acusado, los días 1 y 4 de marzo del 2019, en el mismo establecimiento de Oviedo. Su dueño, que desconocía su origen ilícito, pagó 975,48 euros. Fueron recuperadas por la Guardia Civil el 16 de mayo de 2019, y entregadas a su propietaria. El dueño del establecimiento reclama la cantidad de 975,48 euros.

La víctima era titular de una cuenta con su cuñado desde el 5 de marzo del 2014, cuenta en la que se ingresaba exclusivamente la pensión que percibía de la Seguridad Social. En el mes de mayo de 2018, la mujer acudió al banco con su sobrino y dio de alta el aplicativo de la banca electrónica y firmó la documentación que le entregó la entidad. Su sobrino se quedó con las copias y las claves.

El 9 de octubre del 2018, la mujer abrió una cuenta en la misma entidad con la cantidad inicial de 10.804,35 euros. El acusado realizó, desde el mes de octubre del 2018 hasta el mes de junio del 2019, un total de 79 transferencias por un total de 34.651 euros y otras 7 transferencias por importe de 1.933 euros. El destino era una cuenta titularidad de la madre del acusado y con firma reconocida de este último.

El importe de lo sustraído asciende a 36.584 euros. De esa cantidad se apropió el acusado, haciendo uso de la banca electrónica y realizando las operaciones sin consentimiento de su tía. El saldo de la cuenta, a fecha 9 de octubre del 2018, era de 10.804,35 euros y, con fecha 5 de mayo del 2019, era negativo, de 326,29 euros.

Los ingresos en la cuenta desde la apertura total ascendieron a la cantidad de 25.696,05 euros y, más el saldo inicial de 10.804,35 euros, eran de 36.500,40 euros. La suma de los cargos hasta el saldo final supuso la disposición en cuenta de la cantidad de 36.826,69 euros, cantidad de la que hay restar 5 euros. La cantidad total sustraída asciende a 36.821,69 euros.

Por otro lado, el acusado suscribió tres créditos bancarios por Internet. Así, se hicieron dos ingresos en una cuenta por importes de 7.000 euros con fecha 30 de enero del 2019 y 7.000 euros con fecha 31 de enero del 2019, y un ingreso de 3.000 euros, con fecha 30 de enero del 2019, en otra. A 13 de mayo del 2019, restaban por pagar 16.000 euros. El 10 de mayo del 2019 se dejó sin efecto la banca electrónica.

Más información