Sanidad activa este lunes la campaña de vacunación contra la gripe en Asturias

Pandemrix, vacuna, gripe
GROOK DA OGER/WIKIMEDIA COMMONS - Archivo
Publicado 14/10/2018 14:13:35CET

OVIEDO, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

La campaña de vacunación antigripal de la temporada 2018-2019 comenzará este lunes en 193 puntos distribuidos por todas las áreas sanitarias de Asturias y finalizará el 30 de diciembre. La Consejería de Sanidad ha adquirido 220.000 dosis, con un presupuesto de 1.059.540 euros.

El objetivo fundamental de esta actuación es proteger a las personas más vulnerables de la infección gripal como las afectadas por enfermedades crónicas y las mayores de 65 años.

Según informa el Gobierno asturiano, el Servicio de Salud (Sespa) ha completado el operativo necesario para que pueden recibirla todas las personas para las que está indicada la vacuna, recordando que los interesados deben primero pedir cita previa en su centro sanitario habitual.

La Consejería de Sanidad ha optado esta campaña por utilizar "las mejores vacunas disponibles en cada grupo edad para que proporcionen la mayor protección posible". De este modo, se usará una reforzada con un adyuvante, componente que ayuda a mejorar la respuesta inmune, para el grupo mayoritario, que es el de las personas mayores de 65 años.

A los menores de 65 años incluidos en los grupos de riesgo se les suministrará una tetravalente, diseñada para proteger contra los cuatro tipos diferentes del virus de la gripe, que aumenta el espectro de protección frente a las variantes de los virus gripales B con respecto a las vacunas trivalentes que se estaban usando hasta ahora.

El cambio en la estrategia de vacunación se produce tras valorar las diferentes opciones con las vacunas actualmente disponibles en España, así como las recomendaciones establecidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y contar con el respaldo unánime del Comité Asesor de Vacunas del Principado de Asturias.

Sanidad recomienda a las personas que pueden beneficiarse de la vacunación que acudan a su centro sanitario para recibirla, porque es la medida más eficaz para prevenir el desarrollo de una enfermedad grave asociada a la gripe en las personas con mayor riesgo.

También invita a los trabajadores sanitarios y sociales a realizar un ejercicio de responsabilidad y vacunarse para evitar la transmisión de la enfermedad a las personas vulnerables con las que están en contacto.

Como en años anteriores, la campaña se dirige específicamente a dos grupos de personas: las que presentan un mayor riesgo de desarrollar complicaciones derivadas de la infección gripal y aquellas que pueden transmitirla a los anteriores por un contacto habitual con ellos.