Publicado 14/01/2022 15:25CET

"La situación es grave y no debemos bajar la guardia", advierte el consejero de Salud de Asturias

Pablo Fernández, a la derecha
Pablo Fernández, a la derecha - GOBIERNO DE ASTURIAS

OVIEDO, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Salud del Gobierno asturiano, Pablo Fernández, ha
rechazado este viernes la idea de relajar la alerta en relación a la pandemia del COVID-19. "La situación es grave y no debemos bajar la guardia", ha advertido.

Asturias registra una incidencia cercana a los 3.500 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días. En unas declaraciones a los medios de comunicación realizadas durante la visita a un punto de vacunación del Hospital Universitario de Asturias (HUCA), en Oviedo, Pablo Fernández ha resaltado la importancia de la inoculación a la hora de contener la enfermedad.

Ha insistido en pedir a las mujeres embarazadas que, si no lo han hecho ya, acudan a vacunarse, porque los estudios dicen que el balance de riesgo-beneficio es positivo. "La embarazada que no esté vacunada tiene alto riesgo de desarrollar la enfermedad con gravedad para ella y para el niño", ha alertado.

Contador

Para leer más