Teresa Mallada (PP) descarta dimitir y asegura que "nadie dijo que no se pudiera" ceder los terrenos al Montepío

AV.- Teresa Mallada (PP) descarta dimitir y asegura que "nadie dijo que no se pu
EUROPA PRESS
Actualizado 15/03/2019 21:49:16 CET

OVIEDO, 15 (EUROPA PRESS)

La candidata del PP a la presidencia del Principado, Teresa Mallada, ha asegurado este viernes que no tiene intención de renunciar a su cargo tras conocer que está siendo investigada, junto al resto de la corporación local del concejo de Aller, por un presunto delito de prevaricación administrativa al ceder unos terrenos al Montepío de la Minería para construir la residencia de Felechosa.

La candidata ha asegurado que "nadie dijo que no se pudiera" ceder dichos terrenos, y ha afirmado que la decisión del pleno, del que formaba parte como oposición, fue aceptada por el Principado de Asturias, que "no expresó que la normativa estuviese vulnerada". Es por ello que hasta ahora no le había dado "la más mínima importancia".

Mallada, que ya ha hablado con la dirección nacional del PP, ha ofrecido una rueda de prensa tras enterarse de su imputación y ha reconocido estar "extrañada" por el hecho de que haya salido esta investigación a la luz "después de diez años" en el momento en el que ha decidido dar el paso para ser candidata del PP al Principado.

La candidata 'popular' "espera" que esta investigación no dañe a la campaña electoral, y ha añadido que "solo hay que preguntar a los alleranos sobre lo que supone esta residencia". "Sería incoherente utilizar este tema para otro fin", ha subrayado, al tiempo que ha explicado que lo que ahora se investiga es "la aprobación de la cesión de unos terrenos para una obra en la que luego los concejales del PP no participaron, simplemente se tramitó según dijo el alcalde de Aller". "Nadie dijo que no se pudiera hacer", ha insistido.

En este punto, ha asegurado que aún nadie la ha llamado a declarar por este asunto, aunque sí se requirió información de lo sucedido en esos plenos durante la instrucción de la causa en el juzgado de Lena en el que el grupo municipal de Xente de Aller presentó la denuncia contra toda la corporación de entre 2008 y 2010 en septiembre de 2017. Es de esa investigación de la que ahora el Juzgado de Instrucción número tres de Oviedo se ha hecho cargo, mediante un auto del 11 de marzo, como una pieza separada del 'Caso Hulla'.

LOS HECHOS

La candidata del PP ha explicado que en junio de 2008 el Ayuntamiento de Aller compró al de Mieres los terrenos situados en Felechosa "con un destino concreto", que era la construcción de una residencia de ancianos. Este acuerdo, ha explicado, se adoptó por parte de la Junta de Gobierno local de la que ni ella ni ningún miembro del PP formaban parte. Posteriormente fue ratificado el acuerdo en el pleno ese mismo mes por unanimidad.

Esos terrenos, ha subrayado, fueron comprados "con un fin concreto" y se cedieron al Montepío de la Minería Asturiana para tal propósito. El acuerdo de junio, ha explicado, tenía carácter de provisional, ya que debía ser sometido a información pública y remitirlo al Principado de Asturias "por si ponía algún reparo al respecto".

Cumplidos los trámites, ha añadido, en enero de 2009 se volvió a reunir el pleno para la aprobación definitiva del acuerdo de cesión de los terrenos al Montepío para la construcción de la residencia. Transcurridos 15 días, ha apuntado Mallada, el Principado no requirió información adicional al Ayuntamiento "ni expresó que la normativa estuviese vulnerada", según informó entonces el alcalde de Aller.

Fue entonces cuando, al observar que el órgano competente del Principado no había visto vulnerada "ninguna normativa", se aprobó por unanimidad y de manera definitiva la cesión del terreno, con la condición de que el Montepío lo destinase únicamente a la construcción de la residencia en el plazo de cinco años. De no haber sido así, el acuerdo aprobado contemplaba que dichos terrenos regresarían al Ayuntamiento de Aller.

Mallada ha admitido que en este proceso la secretaría y la intervención municipal "hicieron reparos" a la cesión, "pero referidos a la forma jurídica del Montepío" y a que debía existir un "fin claro" de la operación que resultase beneficioso para el municipio y justificase así la cesión.

Por aquel entonces, ha abundado, "todos entendimos que se cumplía el requisito" ya que la construcción de esa residencia supondría la generación de 100 empleos directos, numerosos indirectos y desarrollo hotelero y hostelero de toda la parte alta del municipio.

"NO TIENE NADA QUE VER CON LICENCIAS URBANÍSTICAS POSTERIORES"

Todo este proceso, ha explicado la candidata de los 'populares', "no tiene nada que ver" con los temas referidos a las licencias urbanísticas posteriores que se aprobaron para la construcción de la residencia, que fueron concedidas por los gobiernos socialistas que dirigían el municipio por entonces.

En aquel acuerdo, ha insistido "no hubo ninguna irregularidad". "Considero que hicimos lo mejor para el municipio", ha insistido.

Contador