Actualizado 09/02/2009 19:47 CET

Cerca de 2.500 cántabros han solicitado ya las ayudas del Plan Renove de Electrodomésticos

SANTANDER, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un total de 2.455 cántabros han solicitado hasta ahora alguna de las ayudas que concede el Gobierno de Cantabria dentro del Plan Renove 2009, para la sustitución de lavadoras, lavavajillas y frigoríficos-congeladores por equipos eficientes. Los electrodomésticos, de categoría energética A o superior, han sido adquiridos en los 171 comercios de Cantabria adheridos al plan.

En concreto, la Oficina Técnica del Plan Renove, instalada en la sede de la Consejería de Medio Ambiente, en la calle Lealtad de Santander, registró la semana pasada un total de 747 instancias para acogerse a estas subvenciones, que se suman a las contabilizadas anteriormente, informó el Gobierno.

El Plan Renove es una iniciativa de las consejerías de Industria y Desarrollo Tecnológico y Medio Ambiente, con la que el Gobierno de Cantabria quiere fomentar el ahorro y la eficiencia energética a través de la incorporación de electrodomésticos de categoría energética A o superior en hogares de la comunidad autónoma.

Para ello, el Gobierno de Cantabria concede ayudas por un valor máximo de 25% del precio total del electrodoméstico. Estas subvenciones, a las que Industria y Desarrollo Tecnológico y Medio Ambiente destinarán, un presupuesto de 350.000 euros, surgen al amparo del Programa IDAE-GENERCAN de ayudas públicas a inversiones en ahorro y eficiencia energética.

Los ciudadanos que quieran optar a estas subvenciones deberán presentar la documentación requerida en la Oficina Técnica del Plan Renove, antes del 27 de febrero. El horario de atención al ciudadano es de lunes a viernes, de 9:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00 horas.