Actualizado 14/10/2009 21:30 CET

La cesta del proyecto 'Un árbol bajo el brazo' incluye café de comercio justo producido en Nicaragua

El consejero de Medio Ambiente recibe al sacerdote Marcelino Arce, impulsor de un proyecto solidario

SANTANDER, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

La cesta sostenible del proyecto 'Un árbol bajo el brazo' de la Consejería de Medio Ambiente incluye café de comercio justo producido en Nicaragua. Con la cosecha de café, se financia la educación y alimentación de 400 huérfanos en Managua.

El consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín, recibió hoy al sacerdote santanderino Marcelino Arce, coordinador del proyecto solidario y antiguo vicario de la parroquia de San José Obrero, en el barrio de Tetuán.

Martín y Arce intercambiaron impresiones sobre las posibilidades de abrir nuevas vías de colaboración para otros proyectos sociales, ambientales y formativos destinados a los jóvenes más desfavorecidos del país centroamericano, que podrían plasmarse por medio de la Agencia Española de Cooperación Internacional con la participación del Gobierno de Cantabria y la Universidad de Cantabria.

Arce es responsable en la actualidad del proyecto 'Zacafé', en el que coordina la producción y comercialización cafetera de la finca 'Las Delicias', en Managua, que sostiene el mantenimiento del Hogar 'Zacarías Guerra', donde se proporciona educación, alimentación y servicios sanitarios a más de 400 jóvenes entre 6 y 16 años, con riesgo de exclusión social.

El café que se produce en 'Las Delicias', forma parte de la cesta sostenible del proyecto 'Un árbol bajo el brazo' (www.unarbolbajoelbrazo.com) que reciben todas las familias participantes, gracias a la colaboración de 'El Dromedario', que mantiene un convenio con la labor del Hogar.

El punto principal de ese convenio consiste en la venta del producto a precio fijo y sin intermediarios, lo que garantiza un precio justo y elimina las fluctuaciones del precio del café en los mercados internacionales. Desde 2007, la cafetera exporta 30 toneladas de producción anual para su procesado y comercialización, destinando el resto al mercado interior.

Entre las actividades solidarias de Marcelino Arce, también se encuentra que ha contado con la colaboración -entre otras entidades- de la Dirección General de Cooperación del Gobierno de Cantabria, creando la oficina de inserción sociolaboral 'Conecta Joven', con formación humana y técnica reconocida oficialmente gracias al impulso de José Félix García Calleja.

En 2008, un total de 46 jóvenes obtuvieron una formación profesional y disfrutaron de prácticas en empresas. Actualmente este programa de inserción laboral tutela a 84 personas.