Publicado 11/05/2016 20:19CET

Sierrallana se despide de los nueve residentes que finalizan su formación en este hospital

Despedida residentes Sierrallana
GOBIERNO

TORRELAVEGA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Sanidad de Cantabria, María Luisa Real, ha presidido este miércoles el acto organizado por el Hospital Sierrallana de Torrelavega para despedir a los nueve jóvenes médicos residentes que han finalizado su formación, siete de ellos en Medicina Familiar y Comunitaria, en este centro hospitalario.

En el mismo acto se ha rendido también homenaje a Alfredo Ingelmo, jefe del Servicio de Cirugía de este hospital durante muchos años y recientemente jubilado.

El mismo doctor Ingelmo, que también ha sido presidente de la Comisión de Docencia, junto con el director gerente del hospital, Benigno Caviedes; la jefa de Estudios de Residentes de Medicina Familiar y Comunitaria, María Luisa Lassalle; y Carlos Fernández en nombre de los residentes que ahora se despiden, han acompañado a Real en la mesa presidencial.

En las palabras que ha dirigido a los jóvenes residentes, además de desearles que se hayan cumplido las expectativas con que iniciaron este periodo de formación, la consejera les ha asegurado que también ellos "son importantes para el hospital.

"El valor, el peso específico de un centro hospitalario se lo dan siempre sus profesionales, y vosotros habéis formado parte de él", ha afirmado.

"El periodo del MIR (médico interno residente) siempre se recuerda como un tiempo agradable", ha apuntado, "en el que se olvidan los malos ratos y perdura siempre un hilo de simpatía hacia esta etapa profesionalmente y personalmente atractiva".

Para estos jóvenes se inicia ahora una nueva etapa que la consejera ha descrito como "llena de anhelos e incertidumbre" pero también "con la garantía de que podéis estar seguros de que estáis preparados", augurándoles un "buen futuro profesional".

Para finalizar, les ha expresado sus mejores deseos en lo profesional y en lo personal, y les ha asegurado que la medicina es "la mejor profesión". "La práctica es apasionante y gratificante", ha concluido.