Publicado 08/03/2015 19:36CET

Noja conmemora la concesión del título de villa en 1.644 por el Rey Felipe IV

Festividad
AYTO

NOJA, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

Cerca de 4.000 personas han participado este fin de semana en los actos organizado en Noja para conmemorar el Privilegio de Vara, el título de villa que en 1.644 concedió el Rey Felipe IV, que conllevó su independencia de la Junta de las Siete Villas.

El programa de festejos ha incluido un concierto del grupo DVICIO, recreaciones históricas, torneos de caballeros, juegos infantiles, mercado artesanal, conferencias y el concurso de poesía Poetry Slam Cantabria.

La concesión del título de villa fue un acontecimiento histórico que el municipio ha recordado durante este fin de semana. El acto central de esta celebración tuvo lugar este domingo cuando Felipe IV e Isabel de Francia llegaron al lugar de Noja, como se denominaba entonces, en una carroza de época y acompañados de autoridades civiles y eclesiásticas, así como de una comitiva real que estuvo compuesta por vecinos nojeños.

El desfile partió desde la rotonda de entrada al pueblo hasta la Iglesia de San Pedro, donde los monarcas fueron recibidos junto a las autoridades civiles y eclesiásticas.

A continuación se acercaron hasta el escenario de la Plaza de la Villa. Allí, y ante miles de personas que esperaban atentos, se recreó el nombramiento de Domingo García de Cilla como primer alcalde de la historia del municipio que fue elegido entre los hombres del lugar.

Fue el edil de la Villa de Argoños, Sebastián de la Lastra, quien le hizo entrega de la vara mientras que el rey otorgó al municipio el título de villa. Con ello, Noja conseguía la independencia administrativa de la Junta de las Siete Villas.

Posteriormente, siguió el espectáculo de torneos de caballeros. En concreto, cuatro caballeros de la época, uno por cada bandería de Noja (Ris, Helgueras, Cabanzo y Fonegra) se enfrentaron en duros combates a caballo y a pie, usando diferentes armas como espadas o lanzas.

La fiesta ha continuado con un asado de carne de novillo elaborado al estilo de la época y regado con las mejores sidras y vinos de la región, mercado artesanal y juegos infantiles como tiro al arco, monta de caballos, lanzamiento de hachas y juegos de banderías.

El alcalde de Noja, Jesús Díaz, ha mostrado su satisfacción por el éxito de esta conmemoración que se ha celebrado por primera vez en la Villa. "Se trata de recuperar momentos de la historia del municipio y al mismo tiempo dar participación a los barrios y a los ciudadanos en su propia fiesta", afirma el edil que, además, comenta que la misma "viene para quedarse y ampliarse en años futuros", ha explicado.