Actualizado 17/07/2014 19:14 CET

Suspendida la huelga general en Torrelavega

UGT y el Sindicato Unitario mantienen la manifestación de por la tarde

SANTANDER/TORRELAVEGA, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

UGT y el Sindicato Unitario se han descolgado de la convocatoria de huelga general este viernes en Torrelavega porque dan por hecho un acuerdo de CCOO y los empresarios "que rompe por completo los principios por los que se convocó". Casi a la misma hora, pero en Santander, CCOO anunciaba en rueda de prensa la "decisión unánime" de la dirección del sindicato de "desvincularse" de la convocatoria y negaba la existencia de un acuerdo con los empresarios.

UGT no desconvocará de manera formal el paro general, aunque hace un llamamiento a no secundarla, para así garantizar la cobertura legal de aquellos trabajadores que hayan decidido su legítimo derecho a la huelga. Además, el sindicato no retirará la convocatoria de la huelga general para también avalar la cobertura legal de todas aquellas personas que mañana informen de la manifestación convocada a las 19 horas, entre la Plaza Mayor y la Plaza del Ayuntamiento, que se mantiene.

Mientras tanto, CCOO aún no ha decidido si secundará la manifestación, entre otras cosas porque la decisión de UGT y SU de desconvocar la huelga les ha cogido por "sorpresa". De hecho, el secretario general de CCOO, Carlos Sánchez, se ha enterado por los propios periodistas de la noticia, ante la que se ha mostrado abiertamente "sorprendido" y ha replicado a su homóloga que CCOO "no va a buscar un acuerdo bilateral con nadie y no tiene ni quiere un acuerdo aislado con los empresarios".

La secretaria general de UGT, María Jesús Cedrún, ha precisado que su posicionamiento "sigue siendo el mismo que con el que se convocó la huelga pero las circunstancias han cambiado y además no queremos una división social ni que se identifique a los trabajadores como culpables de nada".

"Convocar o desconvocar la huelga general es un patrimonio de los sindicatos y lo que no se puede es pactar una huelga general", agregó, añadiendo que "cuando vamos junto con otros sindicatos el principio básico es la lealtad y cuando ésta se rompe no hay nada que hacer".

En el mismo sentido se expresó José María Gruber, dirigente de SU, quien reconoció que "en el campo de los sindicatos, la división se estaba gestando y ahora no vemos las condiciones para seguir al 100% con el planteamiento inicial de la huelga". Gruber matizó que la postura de su sindicato era que "si había algún tipo de acuerdo para minimizar la huelga, nosotros nos descolgaríamos, tal y como ha terminado sucediendo".

La secretaria general de UGT agregó que "los motivos de esta huelga general son indiscutibles porque venimos denunciando la situación crítica de Torrelavega y toda su comarca desde hace más de dos años y sólo hemos recibido desprecio o la callada por respuesta a todas nuestras propuestas".

"No es extraño que las cosas nos vayan como nos van porque quien tiene que buscar soluciones se dedica más bien a buscar culpables e inocentes", subrayó la secretaria general de UGT, quien recalcó que "nosotros tenemos muy claro quiénes son los culpables de la situación actual de Torrelavega".

La sindicalista añadió que "sabíamos que la huelga general iba a ser vilipendiada y que se iba a intentar socavar el derecho legítimo y constitucional de la huelga general pero es nuestra obligación poner a disposición de los trabajadores y de la gente que lo está pasando mal las herramientas que están a nuestra disposición para que puedan mostrar y manifestar su descontento".

REIVINDICACIÓN CONTINUA POR TORRELAVEGA

Cedrún aseguró que "seguiremos reivindicando la difícil situación de Torrelavega y, como siempre, abiertos al diálogo para buscar soluciones, aunque con compromisos y no con esfuerzos inútiles porque ya no estamos para fotografías".

Por su parte, José María Gruber aclaró que "hemos dejado claro que esta huelga general debería ser apoyada por los comerciantes de la ciudad porque ellos y los trabajadores tenemos que ir de la mano para resolver esta situación, para solicitar de manera conjunta que se cambie las políticas actuales; pero las huelgas generales a los empresarios les cae mal por principio".

"No nos pueden decir que por la huelga general la economía de esta ciudad se iba a ir al garete, pongamos las consecuencias de la huelga general en su justo término", agregó Gruber, quien criticó el "victimismo" con el se ha utilizado la huelga general.

Por último, animaron a los ciudadanos de Torrelavega y de toda Cantabria a secundar la manifestación convocada a partir de las 19 horas, entre la Plaza Mayor y la Plaza del Ayuntamiento. Ambos dirigentes sindicales confiaron en que la manifestación sea multitudinaria "e incluso participe aquellos que vaticinaban que la huelga general iba a ser la hecatombe para la economía de Torrelavega".

"DECISIÓN UNÁNIME" DE CCOO

Por su parte, el secretario general de CCOO, Carlos Sánchez, ha destacado que la decisión de desvincularse y no secundar la convocatoria de huelga general ha sido adoptada por la dirección del sindicato de forma "unánime", algo que en CCOO "no es habitual" -ha recalcado-, y ha justificado la decisión en términos de "responsabilidad y altura de miras", "en coherencia con lo que nos demandan nuestros afiliados", porque "no queremos el enfrentamiento".

"Asumimos el coste y la responsabilidad que esto conlleve", ha dicho Sánchez, quien aunque insiste en que el origen de la convocatoria está "más que justificado", ha recalcado que la solución a los problemas de Torrelavega requiere "unidad y convergencia de esfuerzos de todos los agentes implicados", del conjunto de la sociedad, y "exige que todos arrimemos el hombro en la misma medida".

Sánchez ha explicado que CCOO se sumó a la convocatoria de huelga general por mantener la unidad sindical pero a la vez que ha sondeado a sus afiliados y ha constatado su rechazo, ha trabajado por conseguir su "objetivo inicial", que era según ha dicho, un paro de tres horas consensuado con los empresarios, con los que "coincidimos en el diagnóstico, y estábamos de acuerdo en que había que hacer algo más que decirlo".

Sánchez ha lamentado que no se haya conseguido esa necesaria unidad porque "hubiera sido un acuerdo histórico, un ejemplo de diálogo social" y de "fortaleza en la unidad de planteamientos" entre sindicatos y empresarios, "al margen de la política". No obstante, se ha mostrado "al menos satisfecho" porque la convocatoria de huelga general ha supuesto "un auténtico terremoto que ha hecho a todo el mundo preocuparse por Torrelavega". "Ya era hora", ha apostillado.

Sobre las críticas de UGT y SU, Sánchez ha dicho que CCOO ha tomado una decisión "soberana" ante una convocatoria que "divide más que une", y ha añadido que cada uno es "dueño de sus actos y sus errores". A la vez, ha opinado que no va a repercutir en la unidad de acción de CCOO y UGT, que es "confederal y estratégica" y en su opinión "está a prueba de bombas". "No se va a resentir en absoluto, lo que hay es una discrepancia táctica, no estratégica", ha añadido Sánchez, quien ha confiado en que "los daños -en la unidad sindical- sean menores".

De hecho, ha recalcado que la unidad sindical es "condición sine quanon" de cara a la búsqueda de futuros acuerdos para la organización de una acción "más unánime y representativa". Sánchez ha destacado que CCOO "prefiere trabajar en la línea de un paro parcial por la tarde" y está en disposición de llegar acuerdos que "sumen no que resten", de cara a la organización de acciones que "nos permitan enseñar músculo" en la reivindicación de más empleo, más inversión y más protección social para Torrelavega.

Para leer más