Actualizado 26/03/2015 17:52 CET

El Patronato de Altamira recuerda a las víctimas de la tragedia aérea

Minuto de silencio en el Patronato de Altamira
EUROPA PRESS

SANTANDER, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Patronato del Museo Nacional y Centro de Investigación Altamira ha arrancado con un minuto de silencio para "honrar" a las víctimas del avión A320 de Germanwings, que hacía la ruta Barcelona-Düsseldorf y que se estrelló el pasado martes en Los Alpes franceses con 150 personas a bordo.

El presidente de Cantabria y también de este órgano, Ignacio Diego, ha propuesto "guardar un respetuoso minuto de silencio" en recuerdo de las víctimas de esta tragedia aérea al inicio de este encuentro, en el que también participan el secretario de Estado de Cultura, José María Lasalle; y el director del Museo de Altamira, José Antonio Lasheras.

También están en esta reunión, que se celebra en el Palacio de Festivales, en Santander, el consejero de Educación, Cultura y Deporte de Cantabria, Miguel Ángel Serna; y el director del Museo de Arqueología y Prehistoria de Cantabria (MUPAC), Roberto Ontañón.

Asimismo, han asistido el alcalde de Santillana del Mar, Isidoro Rábago; o los rectores de la Universidad de Cantabria (UC) y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), José Carlos Gómez Sal y César Nómbela, respectivamente, entre otros miembros del Patronato.

Este órgano, que no se reunía desde el pasado septiembre, analizará los últimos datos el Programa de Investigación para la Conservación Preventiva y Régimen de Acceso de la Cueva de Altamira y nombrará a un nuevo vicepresidente del Patronato, cargo que está vacante desde que en septiembre de 2014 falleciese Emilio Botín.

La persona que ocupará el cargo tiene que ser propuesta por el Ministerio de Cultura o el Gobierno de Cantabria, tal y como indican los estatutos del Patronato, aunque, en cualquier caso, tendrá que ser una persona relevante y representativa, según han explicado fuentes de Cultura.

LAS VISITAS EXPERIMENTALES, CUESTIONADAS

Esta convocatoria del pleno del Patronato tiene lugar una semana después de que se hiciese pública una carta que el departamento de Prehistoria de la Universidad Complutense remitió en diciembre a la UNESCO y en la que se que cuestionan las visitas experimentales de Altamira y el programa de investigación y conservación impulsado por el Ministerio de Cultura, así como se abogado por mantener cerrada la cavidad.

Ante esas críticas, el Ministerio afirmó que su "prioridad" es la "salvaguarda" y el "conocimiento" de la cueva de Altamira y aseguró que, aunque en los estudios científicos han analizado el impacto de la presencia humana, no por ello se puede deducir que estuvieran dirigidos a abrir la cavidad al público.

Además, Cultura defendió que, tras la realización del programa de investigación y con el plan de conservación preventiva implantado, el conocimiento de este bien cultural "y las garantías para su conservación son mayores que nunca".

Y es que, según dijo, esos estudios han "ampliado enormemente el conocimiento" sobre la cueva, que es Patrimonio de la Humanidad desde 1985 y que ha estado cerrada al público durante 12 años hasta que, en febrero de 2014, comenzaron las visitas experimentales, que ya han concluido --el 27 de febrero de 2015--.

PROGRAMA DE INVESTIGACIÓN PARA LA CONSERVACIÓN

En el programa de investigación para la conservación de Altamira participaron unos cincuenta especialistas procedentes distintas instituciones: el Instituto del Patrimonio Cultural de España, de la Subdirección General de Museos Estatales, del Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de las Universidades de Cantabria, País Vasco, Complutense de Madrid, y Alcalá de Henares.

La investigación estuvo dirigida por Gäel de Guichen, consejero del director del Centro Internacional de Estudios para la Conservación y la Restauración de los Bienes Culturales (ICCROM) dependiente de la UNESCO y experto en conservación preventiva.