Actualizado 31/12/2007 11:53 CET

Autorizadas las obras de remodelación del firme en la zona oriental de la Autovía del Cantábrico

Se realizará en varios puntos de la autovía, uno de ellos entre Laredo, Castro Urdiales y el límite con la provincia de Vizcaya

SANTANDER, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de España ha autorizado las obras de remodelación del firme de la parte oriental de la Autovía del Cantábrico A-8, una actuación que se realizará en diversos puntos de la autovía, uno de ellos el tramo comprendido entre Laredo, Castro Urdiales y el límite con la provincia de Vizcaya.

Con esta autorización, el Ministerio de Fomento ha licitado ya la ejecución material de las obras que forman parte de una actuación más amplia de conservación de carreteras en la que se van a invertir un total de 17,5 millones de euros, y que contempla obras en la Autovía S-10 y en diversas carreteras nacionales de la región, según informó la Delegación del Gobierno en un comunicado.

La actuación más importante de este paquete de medidas de mejora de la seguridad vial lo constituye la remodelación del firme en varios tramos de la Autovía del Cantábrico en su parte más oriental, ya que este proyecto fue uno de los compromisos asumidos por la última Comisión de Tráfico y Seguridad Vial, celebrada el pasado mes de septiembre de 2007.

Dicha reunión se celebró ante el elevado número de accidentes que se registraban en la zona más oriental de la Autovía, en concreto, en varios puntos entre Laredo, Castro Urdiales y el límite de Cantabria con la provincia de Vizcaya.

En dicha Comisión, el delegado del Gobierno en Cantabria, Agustín Ibáñez, dio instrucciones a la Demarcación de Carreteras del Estado en Cantabria para que acometiese una actuación integral de mejora de la infraestructura que diese solución a los problemas de seguridad que se habían detectado.

Desde entonces, el Ministerio de Fomento ha trabajado en la tramitación de esta obra que ahora se aprueba y se licita, y que se desarrollará a lo largo del año 2008.

Mientras se ejecuta esta actuación, la limitación de velocidad en este tramo de autovía se ha reducido y, una vez culminada la obra, la Comisión de Tráfico y Seguridad Vial analizará la conveniencia del restablecimiento del límite en los 120 kilómetros por hora.

DETALLE DE LA ACTUACIÓN.

A través de estas obras, el Ministerio de Fomento procederá a la rehabilitación completa del firme de la Autovía y a su reforzamiento para ofrecer toda la seguridad necesaria a los conductores.

Esta actuación contempla la instalación de un tipo de firme poroso que ofrezca todas las garantías necesarias, sobre todo, en momentos de intensa lluvia, que es cuando más accidentes de tráfico se han registrado, accidentes motivados, en parte, por el desgaste sufrido por el asfalto actualmente existente en la zona.

El delegado del Gobierno resaltó que a través de esta actuación se cumple el doble compromiso adquirido ante la Comisión de Tráfico y Seguridad Vial: el de reducir el límite de velocidad como primera medida para evitar accidentes de circulación mientras se tramitaba la realización de esta obra de reforma integral del firme; y el de tramitar la actuación para que pueda ser realizada en el año 2008.

En el verano de este año, y antes de que se tomara la decisión de realizar esta obra y, mientras tanto, limitar la velocidad, se produjeron en la zona más oriental de la Autovía del Cantábrico un total de 89 siniestros, de los que un 57,3 por ciento fueron salidas de vía por el exceso de velocidad, por la intensa lluvia y por la combinación de ambos factores.