El Ayuntamiento de Santander declara en ruina y ordena el derribo de una antigua nave en General Dávila

Publicado 28/03/2019 15:17:40CET

SANTANDER, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Santander ha declarado en ruina inminente una antigua nave situada en el número 156 de General Dávila y ha ordenado a sus propietarios el derribo de la edificación dado su grado de deterioro y el riesgo que representa por posibles desprendimientos.

La decisión se ha adoptado a la vista de los informes emitidos por los servicios técnicos municipales tras las inspecciones realizadas al inmueble, una construcción que data del año 1932 y que presenta importantes daños que impiden su recuperación, ha informado la Administración local en un comunicado.

La nave, destinada en su día a taller mecánico, consta de una sola planta de unos 270 metros cuadrados. Está construida a base de muros de carga de composición variada, principalmente bloque de hormigón y ladrillo, y estructura mixta de madera y metálica.

Según los informes técnicos, el inmueble se encuentra en un estado prolongado de abandono, el 75% de la cubierta se ha desplomado y el resto de elementos constructivos muestran también signos de obsolescencia.

Así, las vigas tienen evidentes signos de pudrición, en las fachadas hay grietas y materiales desprendidos, y en los tabiques interiores se aprecian también grietas, sin que exista posibilidad de recuperar el edificio sin una reconstrucción completa.

Por todo ello, se declara en ruina inminente y se requiere a la propiedad la demolición del edificio, previa presentación del correspondiente proyecto en el Ayuntamiento.

La declaración de ruina de esta construcción se enmarca dentro de las labores de vigilancia y control urbanístico que realiza el Ayuntamiento para velar por la adecuada conservación de los inmuebles en la ciudad y garantizar con ello la seguridad.

Contador

Para leer más