Cantabria invertirá 4,5 millones en diez años en la lucha contra el plumero

Plumero de la Pampa
URA - Archivo
Publicado 20/09/2018 13:06:14CET

Aprobado el plan de acción contra esta especie exótica invasora, presente en 82 de los 102 municipios de la región

SANTANDER, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

Cantabria se ha dotado de un plan de acción contra el plumero, una especie invasora presente en 83 de los 102 municipios de la región, y con el que la administración autonómica prevé una inversión aproximada de 4,5 millones de euros en la primera etapa, durante los próximos diez años.

El objetivo de esta iniciativa, aprobada este jueves por el Consejo de Gobierno a propuesta de la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación, es planificar y coordinar las distintas acciones y medidas destinadas a controlar y erradicar estos ejemplares alóctonos, de los que se tiene la primera constancia en la Comunidad en 1953, en la zona de la Bahía de Santander, y años después, en 1969, en Liencres.

El plan constituye "un paso muy importe" para luchar contra el plumero, que representa un problema "grave" y de "dimensiones enormes", según ha valorado el consejero, Jesús Oria, en una rueda de prensa que ha ofrecido acompañado del director general del Medio Natural, Antonio Lucio, y en la que ha incidido en la necesidad de que haya coordinación por parte de los diferentes departamentos -regionales y estatales- con competencia en la materia, algo que hasta ahora ha sido "uno de los puntos débiles" en la lucha contra el plumero.

Así, aprovechando esta iniciativa, se reclama un mayor apoyo económico, como el que Medio Rural ha solicitado ya al Ministerio para la Transición Ecológica para combatir las invasoras, además de a otros departamentos estatales y, también, regionales. "La lucha contra las especies invasoras no puede recaer en una sola consejería, ni siquiera solo en el Gobierno de Cantabria", ha avisado Oria.

Sobre la lucha contra el plumero de la Pampa, una de las especies exóticas invasoras más conocidas en Cantabria y en cuya eliminación la Consejería ha gastado 2 millones desde 2005, la inversión prevista en la próxima década se basa en los trabajos previos realizados por este departamento, de unos 450.000 euros anuales.

En cuanto a las metas marcadas para este primera etapa, Oria ha detallado que con esta iniciativa --que no es una "mera declaración de intenciones" sino que el plan tiene carácter "estratégico y ejecutivo"-- se va a actuar en el ámbito de la prevención, erradicación, control y contención de la especie.

OBJETIVOS POR AÑOS

Ha detallado al respecto que en los cinco primeros años el objetivo marcado es consolidar las zonas de Cantabria libres de plumero. Y también se trabajará en su erradicación en los puntos más alejados de su zona nuclear de dispersión, esto es, montañas y valles medios, en lugares como Liébana y Valderredible, donde esta planta tiene una presencia "dispersa" o en "pequeños" núcleos.

Después, en los tres ejercicios siguientes el logro fijado es, además de vigilar y consolidar las zonas anteriores, actuar en sierras prelitorales y en el área costera occidental, donde la especie aparece de forma más continua.

Finalmente, en los dos últimos años, hasta llegar a 2028, la acción contra estos ejemplares alóctónos se centrarán en la zona de la Bahía de Santander y el litoral oriental.

Paralelamente, en estos diez primeros años de vigencia del plan se mantendrán las actuaciones de control y erradicación en espacios naturales protegidos, especialmente en zonas donde el plumero está amenazando hábitats de interés comunitario, como dunas, bordes de estuarios o marismas.

En este sentido, el consejero ha recordado que este departamento viene trabajando junto a otras administraciones y organizaciones en la lucha contra el plumero desde hace más de 15 años.

FORMAS DE ELIMINACIÓN

Respecto a las formas de eliminación, el plan contempla todas las posibilidades, desde arranque manual con azada (aconsejable en casos de ejemplares aislados) al descuaje con maquinaria pesada (ideal para zonas llanas de fácil acceso).

Pero también se emplearán tratamientos químicos, como herbicidas, siempre de manera controlada y en zonas donde su aplicación sea viable desde el punto de vista ambiental.

OTROS PLANES

El plan que ha recibido luz verde emana de otro, el estratégico regional de gestión y control de especies exóticas invasoras, aprobado en noviembre de 2017, y va en la línea de la Estrategia Nacional de Gestión, Control y posible Erradicación del Plumero de la Pampa, que salió adelante el pasado mes de julio.

En su comparecencia ante los medios, Oria ha achacado a la falta de coordinación y planificación "a la escala adecuada" y, también, al uso de métodos de eliminación "inapropiados" el hecho de que "todos los esfuerzos invertidos hasta la fecha no hayan dado un resultado más apreciable".

Al hilo de lo anterior, ha defendido el carácter "estratégico" del plan contra el plumero, en el sentido de que establece un espacio de trabajo conjunto, así como "ejecutivo", porque establece el proceso de actuación considerado "más eficiente" para controlar primero y erradicar después esta invasora, presente en 31 municipios en forma de grandes masas.

EXPANSIÓN VOLUNTARIA Y ACCIDENTAL

Además de en Cantabria, la hierba de la Pampa -originaria de Sudamérica- está presente en otras comunidades, como Galicia y Asturias, así como también en la costa atlántica francesa, Nueva Zelanda, Australia, California o Hawai.

Su expansión se ha producido de manera voluntaria, al introducirse en distintos territorios como planta ornamental, y de forma accidental, con sus semillas mezcladas con cereales exportados a todo el mundo desde países productores, como Argentina. De esta última manera es como llegó a Cantabria, a través del puerto de Santander.

IMPACTOS

Su presencia masiva tiene diferentes impactos, desde el punto de vista de que se produce una pérdida de la diversidad biológica, transformación de ecosistemas y paisajes, impacto económico (por pérdida de productividad de praderas, costes de eliminación y de recuperación de ecosistemas) y riesgos para las personas (incremento de posibilidad de incendios y problemas de alergias).

Para finalizar, el titular de Medio Rural, Pesca y Alimentación ha subrayado que el plan de acción contra el plumero se suma a otras iniciativas puestas en marcha en lo que va de legislatura, como el protocolo de lucha contra el avispón asiático o acciones para controlar el visón americano.