Publicado 16/03/2022 20:58

El Cantábrico urge a España y la UE medidas para paliar la crisis del sector primario

Blanco pide garantizar el transporte de leche y piensos desde el productor y las industrias, el combustible a explotaciones agrarias y el pescado a las lonjas

SANTANDER, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

Cantabria, Asturias, Galicia y País Vasco han pedido al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación medidas urgentes para paliar la "grave" situación por la que atraviesa el sector primario ante las dificultades que la pandemia, primero, y el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, en la actualidad, están provocando en las actividades ganaderas, agrícolas y pesqueras de la Cornisa Cantábrica, con una situación generalizada de venta a pérdidas que, en caso de mantenerse en el tiempo, puede suponer un riesgo sistémico para el sector.

Los consejeros de Desarrollo Rural de las cuatro comunidades autónomas --Guillermo Blanco (Cantabria), José González (Galicia), Alejandro Calvo (Asturias) y Arantxa Tapia (País Vasco)-- han trasladado esta "necesaria" y "urgente" necesidad al ministro del ramo, Luis Planas, este miércoles por la tarde, durante la Conferencia Sectorial de Agricultura y Desarrollo Rural y el Consejo Consultivo de Política Agrícola que se ha celebrado en Madrid de manera presencial, con la asistencia de los representantes de las comunidades autónomas, incluida Cantabria.

En concreto, han solicitado medidas para evitar un posible desabastecimiento de cereales para alimentación animal, teniendo en cuenta que Ucrania es uno de principales exportadores mundiales de trigo, maíz, girasol, harina y aceite de girasol, y España importa de este país una media anual de 2,7 millones de toneladas de maíz, 233.000 toneladas de torta de girasol y 500.000 toneladas de aceite de girasol, ha informado el Gobierno regional.

Ante estos datos, las cuatro comunidades autónomas de la Cornisa Cantábrica han solicitado al Ministerio que continúe en la línea de facilitar la importación de cereales procedentes de países que actualmente cuenta con limitaciones, ya sean nacionales o comunitarias.

"Esta medida debe adoptarse con suma urgencia, tanto para evitar desabastecimiento de materia prima como la fuerte especulación que se está produciendo en estos momentos por la incertidumbre existente", han coincidido en destacar.

También han pedido al departamento que dirige Planas que promueva un gran acuerdo de entendimiento entre la distribución, la industria y los ganaderos a nivel nacional para que la distribución y la industria habiliten los mecanismos necesarios para incrementar el precio actual de los contratos de venta de los productos ganaderos con una prima de emergencia y temporal que garantice la viabilidad y sostenibilidad económica del sector, cumpliendo con la obligación legal de evitar la destrucción del valor en la cadena alimentaria.

Del mismo modo, mecanismos específicos de control que garanticen el cumplimiento de la prohibición de venta a pérdidas; contribución financiera y técnica para que las comunidades cumplan de manera adecuada los controles relacionados con la modificación de la Ley de la Cadena Alimentaria, y el reconocimiento de informes de costes de producción elaborados por observatorios regionales como medio de prueba válido para la acreditación de los costes de producción.

VENTA A PÉRDIDAS Y SUBIDA DE PRECIOS

"La situación de venta a pérdidas generalizada que vive el sector ganadero español deriva de la escasa capacidad negociadora que tienen los operadores del sector y eso impide que los precios de venta de sus productos cubran el importante incremento de costes de producción que se ha producido en el sector desde el año pasado, agravado por la invasión rusa de Ucrania", han explicado.

Por ello, han considerado necesario conseguir que el conjunto de la cadena alimentaria perciba la necesidad inmediata de subir los precios de los productos ganaderos para garantizar la viabilidad y sostenibilidad económica del sector.

Una subida que "debe hacerse garantizando el cumplimiento de la obligación legal de evitar la destrucción del valor en la cadena alimentaria, de manera que cada operador deberá pagar al inmediatamente anterior un precio igual o superior al coste de producción".

Y esta "necesaria" subida de los precios de los productos ganaderos debe, en su opinión, ir acompañada de un paquete de medidas financieras que doten de liquidez inmediata al sector ganadero, tales como la creación de una línea específica territorializada y con condiciones simplificadas de concesión para permitir su acceso a la totalidad de las explotaciones que lo requieran.

Asimismo, han planteado al ministro una moratoria de un año en las amortizaciones de capital de los préstamos vivos a largo plazo concedido a las explotaciones ganaderas; la habilitación de ayudas para el anticipo inmediato de la Política Agraria Común (PAC) 2022 a las explotaciones ganaderas; la revisión del marco europeo de las ayudas de minimis para poder actuar de manera puntual con ayudas directas de forma excepcional y sin la aplicación de los límites actualmente establecidos para el sector agrícola, además de promocionar un mecanismo extraordinario de ayudas al sector ganadero, utilizando fondos FEADER, en el marco de los vigentes Programas de Desarrollo Rural (PDR).

De igual modo, han solicitado que se apliquen medidas excepcionales de flexibilización de la PAC para poder ampliar las superficies destinadas al cultivo de cereales, oleaginosas y la alimentación del ganado, así como la creación de manera inmediata de un grupo de alto nivel, con participación del Ministerio y las comunidades autónomas, para elaborar una batería de propuestas que mejoren la situación de agricultores y ganaderos en el ámbito fiscal y laboral.

"Es necesario actuar con rapidez y determinación con medidas que puedan contribuir a paliar esta grave situación", ha reclamado el consejero cántabro, quien se ha mostrado partidario de trasladar estas reivindicaciones tanto al próximo Consejo de Ministros que se celebrará en Bruselas, como a la siguiente Conferencia de Presidentes, con el que fin de que tanto España como la Unión Europea actúen con urgencia. "Estamos ante una cuestión de Estado y debemos actuar como tal", ha remarcado Blanco.