Casi 39.600 cántabros, a la espera de consulta con un especialista

Actualizado 18/11/2019 11:25:31 CET
Personal sanitario en un quirófano
Personal sanitario en un quirófano - EUROPA PRESS - Archivo

SANTANDER, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

Casi 39.600 pacientes cántabros aguardan una consulta con el médico especialista y más de 9.600 están a la espera de someterse a una intervención quirúrgica, según los últimos datos de listas de espera del Servicio Cántabro de Salud (SCS), actualizados hasta el pasado 30 de junio.

Según estos datos, al finalizar el primer semestre del año había 9.622 pacientes esperando para una intervención, lo que suponen 959 más que los que 8.663 que había a 31 de diciembre de 2018, lo que supone un incremento del 11 por ciento.

Sin embargo, en el primer semestre de este año ha habido una reducción de 6,6 por ciento en la lista de espera para consultas de especialista respecto al cierre de 2018.

Pese a ello, 39.567 cántabros siguen esperando una cita con el especialista, 2.809 menos que los que aguardaban al concluir 2018.

Así se deduce de los datos facilitados por el Gobierno de Cantabria, y consultados por Europa Press, a varias preguntas por escrito del grupo parlamentario popular relativas a la lista de espera quirúrgica y a la de consultas externas.

TIEMPO MEDIO DE ESPERA

Al finalizar junio, el periodo media de espera en el SCS para una intervención quirúrgica era de unos 88 días (casi 3 meses) y de 61,2 (2 meses) para una consulta de especialista.

Aunque el tiempo medio de espera para una intervención quirúrgica es de 88 días, hay en especialidades en que es sensiblemente superior, como por ejemplo en cirugía plástica, donde es de una media de 144,3 días (casi 5 meses); en traumatología (109,4), en cirugía infantil (107,57) o en maxilofacial (99,27).

En la especialidad que menos hay que esperar de media para una intervención es en cirugía torácica (16,10 días) y cardiaca (30,58).

Las listas de espera más extensas por número de personas que la integran es la de traumatología, con 3.484; oftalmología (1.777) y cirugía general y digestivo (1.554).

En el lado contrario, a fecha de 30 de junio, solo había 12 pacientes esperando en cirugía cardiaca o 21 en torácica.

Por hospitales, en Valdecilla, donde 5.803 pacientes estaban a la espera de operarse al finalizar el primer semestre del año, el tiempo medio de espera era de 91,18 días.

Mientras, en Sierrallana, a esa misma fecha había 2.596 personas esperando para operarse y la demora media era de 92,91 días de media, la más alta de todo el SCS.

En el comarcal de Laredo, el periodo medio de espera para una intervención quirúrgica era, a 30 de junio, de 62,67 días y en lista había 1.223 pacientes.

Por otra parte, al concluir el primer semestre del año, 3.111 pacientes habían sido derivados por el SCS a centros concertados para someterse a una intervención, la mayor parte de ellos (2.632) a Santa Clotilde. En total, 813 habían sido intervenidos en dichos centros a fecha de 30 de junio.

CONSULTAS

Respecto a los 61 días de media que tiene que esperar un paciente para acudir al especialista, esto supone una reducción de 5 días respecto al cierre de 2018, cuando la demora media era de 66,63.

Por centro hospitalario, en Valdecilla es donde más hay que esperar para una consulta, una media de 63,29 días; seguido de Laredo (62,68), y de Sierrallana (56,63).

Las mayores demoras para consulta se dan en las especialidades de maxilofacial, donde la espera se dispara hasta los 94,37 días. A finales de junio de 2019, había 1.856 usuarios del SCS aguardando una consulta en este ámbito.

Sin embargo, la lista de espera para el dermatólogo es la que más pacientes aglutinaba a 30 de junio, un total de 4.266, de los que 3.424 llevaban esperando más de 60 días (la media es 33,77).

También hay importantes listas de espera para una consulta con el especialista de digestivo (1.749 personas al cierre del primer trimestre); para el cardiólogo (1.261) o para el alergólogo (1.091).

La Ley de Cantabria de Garantías en la Asistencia Sanitaria fija en 180 días el plazo máximo de espera para someterse a una operación no urgente; en 60 el tope para ser citado en una primera consulta con el especialista, y en 30 para una prueba diagnóstica especializada.

Contador