Publicado 03/11/2022 17:31

Las empresas cántabras, de las que menos se retrasan en pagar sus facturas, 11,85 días en el tercer trimestre


SANTANDER, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

El retraso medio de pago (RMP) de las empresas cántabras --esto es la diferencia entre los días de pago real y el pago pactado de sus facturas-- en el tercer trimestre de este año ha bajado hasta los 11,85 días, según un estudio de Informa D&B.

Se trata del quinto dato más bajo del país, solo por detrás del de las empresas de Navarra (9,76); País Vasco (10,79), Aragón (11,27) y La Rioja (11,83).

De esta forma, el RMP en Cantabria lleva tres trimestres consecutivos de descensos. Hace un año (en el tercero de 2021) era de 14 días y creció hasta los 14,59 a cierre de ese año. Desde entonces ha ido en descenso.

Concretamente, en el primer trimestre de 2022 bajó hasta los 13,32; en el segundo hasta los 12,30 y en el tercero a los 11,85 días.

Según datos de Informa D&B, en Cantabria, en el 47,62% de los casos se paga de forma puntual; un 45,42% se hace dentro de los 30 días; un 2,46% entre los 31 y los 60 días; un 1,85% entre los 61 y los 90; un 1,06% entre 91 y 120, y 1,58% en un plazo superior a los cuatro meses.

BAJA EL PERIODO MEDIO DE PAGO EN ESPAÑA

En el conjunto de España, el plazo medio de pago en el que las empresas españolas hacen efectivas sus facturas es de 96,04 días en el tercer trimestre de 2022, una cifra ligeramente por debajo de la del trimestre anterior, sumando ya dos consecutivos de caída, aunque supera en más de medio día a la de hace un año, cuando era de 95,48.

Esto se debe a que se ha reducido el periodo pactado para hacer efectivas las facturas en 0,44 días respecto al segundo trimestre, si bien está más de un día por encima del alcanzado durante el tercer trimestre de 2021.

Sin embargo, este trimestre el retraso medio en los pagos (diferencia entre los días de pago real y el pago pactado), ha subido hasta 14,45 días, algo más que los 14,33 del trimestre precedente, pero está 0,72 días por debajo en esta ocasión que el del año pasado.

La proporción de pagos puntuales permanece en el 44%, mejor situación que hace un año cuando rozaba el 43%. Si se añaden los pagos con hasta 30 días de retraso el porcentaje supera el 91%; mientras que los pagos a más de 60 días se quedan el 5,64%, frente al 6,20% que suponían hace un año.

La directora de Estudios de Informa D&B, Nathalie Gianese, ha destacado que el tercer trimestre de 2022 reafirma la bajada en el plazo medio de pago de las empresas españolas, ya son dos consecutivos, aunque sigue por encima de los 96 días por cuarto trimestre.

Ha indicado que los retrasos producidos suponen un coste directo para el conjunto del tejido empresarial español de casi 2.000 millones de euros.

Informa D&B ha realizado su estudio sobre los hábitos de pago de más de 400.000 empresas. De dicho análisis se desprende que, de la suma de los importes de las facturas computadas, el 28% del total se paga dentro del plazo y el 69% con un retraso de hasta 30 días.

Según el estudio, las industrias extractivas son el sector con menor retraso medio, mientras que el de la administración es el que más dilata sus pagos sobre los plazos pactados en este tercer trimestre, con una demora media de 27,51 días, siendo el que el que más suma desde el trimestre anterior, 1 día.

Le sigue la hostelería, que se queda en 23,45 días con la mayor bajada desde hace un año, resta 6 días. Únicamente en tres sectores el retraso se incrementa tanto respecto al segundo trimestre como al de hace un año: agricultura, intermediación financiera y administración.

Con mejor comportamiento que la media nacional, hay cuatro sectores: el de las comunicaciones, 13,38 días; comercio, 12,86 días; industria, 11,08, e industrias extractivas, 10,46.

Dependiendo de si se contrata con este último sector o con el que peor paga, el de la administración, la diferencia es de 17,05 días, por encima de los 16,21 días del trimestre anterior.

Los datos de pago han mejorado en la mayor parte de las comunidades desde hace un año, excepto en Castilla-La Mancha y La Rioja.

Los mayores descensos en este periodo se dan en la ciudad autónoma de Melilla, que baja 6,49 días, y Canarias, que recorta 3,57 días.

Mientras Ceuta encabeza los retrasos con 22,75 días, seguida por los 21,13 de Melilla y los 20,70 de Canarias. Ninguna otra autonomía supera los 20 días de demora en este tercer trimestre.

En el lado contrario, solo dos autonomías pagan con menos de 11 días de retraso medio: Navarra, la que mejor se comporta con 9,76 días de dilación, y el País Vasco, con 10,79.

Madrid está por encima de la media del país, con 16,74 días, mientras que Cataluña se sitúa por debajo, con 13,10. La diferencia entre la comunidad con peor y mejor comportamiento sigue disminuyendo y si el trimestre anterior era de 17,53 días en este cae hasta 12,99.

En 2017 hasta cinco comunidades españolas pagaban más del 60% de sus facturas puntualmente, mientras que en el tercer trimestre de 2022 tan solo Aragón y Navarra superan el 50%, con un 51,29% y un 50,94% respectivamente.

El País Vasco supera ligeramente el 49%. Canarias es la autonomía menos cumplidora, con un 34,18% de pagos a tiempo, seguida por Madrid, 39,53%, Extremadura, 40,42% y Murcia, 40,76%.

Además, el estudio revela que las pequeñas empresas presentan el retraso medio más bajo.

Y es que algo más del 50% de las microempresas y del 43% de las pequeñas cumplen con los plazos de pago pactados frente al 28% de las medianas y el 13% de las grandes empresas en el tercer trimestre del año.

Sin embargo, la mayor parte de las medianas y grandes pagan con un retraso de hasta 30 días, 66% y 80% respectivamente, frente al 39% y el 50% de las micro y pequeñas empresas. Con más de 60 días de retraso, hay un 8% de microempresas, a un 4% de pequeñas, y a algo más de 3% tanto de medianas como de grandes.

Las pequeñas empresas son las que tienen una media de retraso sobre los plazos pactados más baja, 12 días, un descenso de 0,76 días en un año.

Las medianas y las grandes son las que ha recortado en mayor medida, 1,28 y 1,27 días, hasta 12,77 y 15,17 días respectivamente. Son las micros las que tienen la demora más elevada, 16,55 días, aunque también disminuyen en 0,54 días.

Contador

Más información