El IES Augusto González de Linares acoge un simulacro de accidente

Santander.- Bomberos y Policía Local participan en un simulacro de accidente en
AYUNTAMIENTO DE SANTANDER
Publicado 12/03/2019 13:56:15CET

SANTANDER, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

Efectivos del Servicio de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria, de los Bomberos de Santander y de la Policía Local de capital cántabra, así como miembros de la Dirección General de Tráfico y Cruz Roja y del colectivo Stop Accidentes de Cantabria, han participado este martes en un simulacro de accidente de tráfico realizado en el instituto Augusto González de Linares.

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Francisco Fernández Mañanes, y el concejal de Personal y Protección Ciudadana, Pedro Nalda, ha acompañado a los responsables del centro en esta actividad, impulsada en el marco del proyecto integrado de innovación educativa (PIIE) que se desarrolla en este instituto santanderino.

El ejercicio ha consistido en un simulacro de accidente en el que se requería la intervención de distintos servicios de emergencias, entre ellos, los bomberos, para excarcelar heridos atrapados en un vehículo siniestrado.

Fernández Mañanes ha subrayado "la importancia de la formación y la prevención como herramientas fundamentales a la hora potenciar la seguridad y educación vial entre los jóvenes".

Por su parte, Nalda ha destacado la importancia de educar a los niños y jóvenes en la cultura de la prevención y, también, de formarles para saber reaccionar y qué hacer si se ven involucrados o son testigos de un accidente.

PROYECTO

El proyecto de innovación educativa 'Un IES para Todos' del IES Augusto González de Linares tiene como objetivo principal potenciar la responsabilidad de los alumnos como miembros de una sociedad en la que deben compartir el espacio vial solidariamente con los demás.

De esta manera, se trata de conseguir que entiendan los compromisos que entraña el uso de este espacio y ser conscientes de los riesgos que conlleva el uso inadecuado del mismo, tanto para ellos como para el resto de los ciudadanos.

En el desarrollo de este proyecto han intervenido nueve departamentos didácticos: Física y Química, Tecnología, Biología y Geología, Ingles, Matemáticas, Filosofía y Educación Física.

El proyecto pretende, en primer lugar, fomentar el rechazo a comportamientos negativos al volante o como peatón, como son el consumo de drogas y alcohol o el uso del móvil, que representan las principales causas de accidentes hasta en un 80% de los casos.

Además, busca concienciar sobre las consecuencias humanas, pérdida de seres queridos, minusvalías, penas de prisión, etc., que acarrean los siniestros, circunstancias a las que se enfrentan como usuarios y a las que obligan a enfrentarse a los demás cuando no se hace un uso responsable del espacio público.

Por último, se pretende potenciar una actitud solidaria y humana hacia los siniestros viales, colaborando, con el mínimo peligro y mostrando empatía hacia las víctimas.

En definitiva, el proyecto persigue construir una cultura vial adecuada que de forma natural minimice el riesgo de accidentes y fomente una sociedad más segura para todos.

Contador