Mora (Exterior) asegura que la UE "no gasta poco" sino que "gasta fatal" en materia de defensa

Publicado 28/08/2019 13:06:52CET
Enrique Mora, director general de Política Exterior y Seguridad
Enrique Mora, director general de Política Exterior y SeguridadEUROPA PRESS

SANTANDER, 28 Ago. (EUROPA PRESS) -

El director general de Política Exterior y Seguridad del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Enrique Mora, ha lamentado que, en materia de defensa, la problemática europea "no es que se gaste poco" sino que "se gasta fatal" y además, a su juicio, "algunos países también gastan poco".

Mora ha calificado el mercado de defensa europeo de "ineficaz" puesto que necesita "un gasto extraordinario" para "un mercado muy malo". El director de Política Exterior y Seguridad ha hecho estas declaraciones durante su intervención en el curso 'Quo Vadis Eruoa? II. Europa ante el nuevo ciclo político' que tiene lugar esta semana en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

Así, Mora ha hecho un llamamiento para "definir de forma concreta", así como determinar cuál es "la traducción operativa" de lo que va a hacer la Unión Europea para "defender a Europa y a sus ciudadanos". "Europa no podrá hacer nada si no es capaz de generar fuerzas y eficacia en el terreno civil y militar", ha apostillado.

Asimismo, Mora ha señalado que, aunque "Europa puede hacer lo que no pueden hacer los Estados miembros" y "responder a las crisis con un nivel de ambición mayor", existe en la Unión una "fascinante tendencia" a aprobar cuestiones "de contenido declarativo" pero que "luego no tienen aplicaciones".

Por otro lado, Mora ha apuntado al gasto europeo en materia de defensa, que supone el 20% del Producto Interior Bruto (PIB) de los países de la Unión, cerca de 247 millones de dólares, una partida que, según asegura, es "menor" que la que destina Estados Unidos pero "mayor" que el gasto realizado por China y Rusia.

Pese a estos fondos que destina la UE en materia de defensa, Mora ha señalado que "nadie tiene miedo" a la Unión, si bien ha matizado que no se trata de "tener miedo" sino de que "nadie nos toma como una conjunción militar relevante".

En su opinión, una de las cuestiones "a resolver" es que la política de defensa europea se hace "con una lógica nacional" pese a que "no es tan fácil acabar con una industria de defensa" que, como ha recordado, "lleva existiendo muchos años". "Hay empresas que desaparecerían de la noche a la mañana", ha subrayado.

Por ello, ha explicado que una de las soluciones propuestas por la Comisión Europea ante esta problemática es la creación de un Fondo Europeo de Defensa que tiene como objetivo "financiar los proyectos colaborativos" de los países de la Unión, así como "complementar" los fondos de los países miembros.

Además, Mora ha recordado que el Fondo Europeo de Defensa no puede intervenir en las "capacidades militares" sino en la "fase de investigación" de los proyectos de defensa que, según ha matizado, "es lo más caro". Para poder contar esta financiación, Mora ha señalado que los proyectos deben incluir a tres países de la Unión y a cuatro empresas de países miembros.

En este sentido, ha matizado que la idea "no es competir contra Estados Unidos" sino "crear una estructura que permita acabar con las ineficiencias y desarrollar una defensa europea". "Competir ahora es imposible", ha apostillado.

Así, el director de Política Exterior y Seguridad ha apuntado al estatus de "potencias mundiales" de Estados Unidos y China, así como la tercera fuerza que supone Rusia que "no necesariamente van a hacer políticas favorables a la UE" y que, tal y como asegura, "van a utilizar cualquier instrumento para prevalecer mundialmente".

A este respeto, Mora ha aseverado que la Unión Europea "no está acostumbrada" a este tipo de cuestiones puesto que sus funciones se centran en la "política comercial".

Por último, en cuanto a las implicaciones que va a tener el Brexit en materia de defensa, Mora ha recordado que Reino Unido es un país "muy importante militarmente" con "muchos vínculos" con industrias tanto españolas, como francesas y holandesas y ha planteado que la cuestión es "¿cómo hacer para que un país relevante no se aleje?".

Cuestión para la que "todavía no hay una respuesta" debido a que los británicos "todavía no tienen claro cómo quieren hacer el Brexit". A su juicio, habría que esclarecer "cómo hacer para que Reino Unido no quede como una isla completamente aislada".