Los pintores cántabros Adolfo León y J. Manuel Riancho donan cuadros de la Catedral antes y después del incendio de 1941

Actualizado 18/09/2009 18:35:13 CET

SANTANDER, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

El deán de la Catedral de Santander, Francisco Sánchez, y el vicario de Asuntos Económicos de la Diócesis de Santander, José Oláiz, recibieron en la mañana de hoy, en el claustro, los cinco cuadros donados por los pintores cántabros, Adolfo León y José Manuel Riancho.

Las pinturas plasman tres momentos claves de la historia reciente de la Catedral santanderina: el templo y su entorno antes del incendio de 1941; su aspecto derruido inmediatamente después del siniestro y, por último, su aspecto actual visto en perspectiva desde el estanque de la plaza de Atarazanas.

Los pintores, que concluyeron el día 13 en el palacio de Exposiciones de Santander la muestra conjunta '1+1=2', explicaron que la donación obedece a que consideran "un privilegio" que sus cuadros queden colgados, a partir de ahora, en el interior de la Catedral.

También justificaron la misma en el hecho de que son católicos y ésta es una "manera personal de colaborar con la Iglesia a través de aquello que sabemos hacer, que es pintar", apostillaron en un comunicado.

Adolfo León ha donado tres óleos a modo de tríptico que recogen una cronología de la catedral en torno al incendio de 1941, mientras que José Manuel Riancho aporta dos acuarelas. Una de ellas muestra una vista lejana de la torre de la Catedral desde la desaparecida calle del Puente, vía destruida por el siniestro que asoló al centro de la ciudad.

TRAYECTORIAS ARTÍSTICAS

Adolfo León, con más de cincuenta años de profesión, ha sido bailarín y ha estado vinculado a la ópera y al teatro en su otra faceta como diseñador de decorados, por ejemplo, en el 'Covent Garden' de Londres. Estudió Bellas Artes en Madrid y después Danza y Solfeo.

Hasta 1999 vivió en Alejandría (Egipto), fecha en que regresó de nuevo a Cantabria tras retirarse del mundo del teatro para dedicarse de nuevo a pintar. A lo largo de su vida ha residido en Italia, Canadá, Colombia y Ecuador entre otros países, y en agosto del próximo año expondrá en Florencia.

Por su parte, José Manuel Riancho Mena ha cultivado principalmente la acuarela y en los últimos cinco años expone conjuntamente con Adolfo León bajo el epígrafe '1+1=2'.

Según los críticos, en sus trazos domina la fusión del colorido y el dibujo, y se recrea en el manejo fluido de la acuarela en la diversidad de bodegones, flores y paisajes.