El puerto de Santander reitera que la obra de Raos cumple la legislación y no existe "ningún rellenado" de la bahía

Publicado 04/12/2019 19:18:51CET

SANTANDER, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Autoridad Portuaria de Santander ha reiterado, en relación con la denuncia de la asociación conservacionista SEO/BirdLife sobre las obras que se están realizando en Raos, que el proyecto cumple con la legislación vigente y no existe "ningún rellenado" de la bahía.

En nota de prensa, el puerto señala que el que denomina "proyecto de urbanización del triángulo curvilíneo de Raos Sur", actualmente en desarrollo, ha sido informado "favorablemente" por la Dirección General del Medio Natural de la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, lo que "evidencia" a su juicio que la Autoridad Portuaria "ha cumplido con lo dispuesto en la legislación vigente".

Explica que se trata de una zona parcialmente inundable que forma parte del área terrestre de la Zona de Servicio del Puerto desde el año 1995, incluido en el catastro como terreno. Además, desde el punto de vista legal, no tiene que estar sometido a consulta pública, tal y como demanda la organización conservacionista.

"El proyecto no necesita someterse a Evaluación de Impacto Ambiental, según recoge la ley española y se refleja en los diferentes informes recogidos en el expediente administrativo", apostilla.

En cuanto al área de importancia para las aves y la biodiversidad (IBA), aclara que "no es una figura oficial de protección", tal y como, según dice, recoge SEO/Birdlife en su propia página web, aunque sí lo es la ZEPA (Zonas de Especial Protección para las Aves), que es la figura que puede determinar la necesidad de declaración de impacto ambiental o no de una obra.

En el caso de la parcela de Raos, detalla que el proyecto contiene un "exhaustivo" estudio de caracterización del medio natural en el espacio afectado por las obras en el que se analizan las incidencias del proyecto en las zonas oficialmente protegidas en el entorno de la Bahía de Santander y sus posibles impactos.

En cualquier caso, y aunque no es obligatorio por ley, añade, la Autoridad Portuaria ha remitido al órgano competente en materia de especies y espacios protegidos el proyecto, que ha informado "favorablemente" sobre el mismo.

Recuerda además que en la primera sesión de participación de la Mesa para la Gestión de la Bahía de Santander, celebrada el pasado 10 de octubre, el puerto incluyó "expresamente" en el orden del día un informe sobre el proyecto, sin que se produjera "ninguna objeción" al mismo.

Por otro lado, aclara que la zona de actuación no forma parte de los sistemas Ría de Raos y Marisma de Alday y tampoco existe conexión hidráulica entre ellas.

Asimismo, reitera que, aunque el proyecto ha superado "todo tipo" de autorizaciones ambientales, incluye medidas "compensatorias" de impacto ambiental. Así, señala que la Autoridad Portuaria, en colaboración con la Dirección General de Medio Natural, eliminará la especie invasora Baccharis halimifolia o chilca, dentro del estuario de Tina Menor, por un importe de 25.000 euros, de forma que puedan regenerarse hábitats halófilos de interés comunitario.

Por último, insiste en que con esta actuación pretende ampliar sus instalaciones para concentrar los coches en un espacio "mejor organizado" que permita que otros proyectos industriales puedan instalarse en el puerto, dado el "firme compromiso" de la Autoridad Portuaria de "no proceder a relleno más alguno" de la lámina de agua de la bahía por razones medioambientales.

Contador