Publicado 02/06/2020 19:38:36 +02:00CET

Rechazada una iniciativa de Vox que pedía un servicio específico para la asistencia sanitaria en las residencias

SANTANDER, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Parlamento de Cantabria ha rechazado este martes una proposición no de ley (PNL) del grupo mixto-Vox para instar al Gobierno regional (PRC-PSOE) a crear un servicio de asistencia geriátrica y gerontológica volante en cada área de salud, y dependiente del Servicio Cántabro de Salud, que atienda las necesidades sanitarias de los usuarios de los centros de dependencia en la comunidad autónoma.

En contra de esta iniciativa han votado tanto los dos grupos que sustentan al Gobierno en la Cámara, esto es PRC y PSOE, como Ciudadanos (Cs) al no aceptar Vox las enmiendas que habían planteado a su PNL original.

Por ejemplo, PRC y PSOE, que suman mayoría en la Cámara legislativa, habían presentado una enmienda de sustitución a la PNL en la que modificaban la petición al Ejecutivo.

Así, por ejemplo, regionalistas y socialistas lo que pedían al Gobierno de Cantabria (de su mismo color político) era solucionar la asistencia médica en los centros de residencia en el marco de unas mesas de negociación creadas al efecto con la participación de todos los implicados, en las que se estudien "todas las posibilidades que planteen los distintos sectores o Administraciones implicadas".

Aunque Cs ha coincidido con Vox en criticar el "abandono" y la "nefasta" gestión prestada, a su juicio, desde el Gobierno regional a los usuarios de las residencias, en esta crisis del COVID-19 (principalmente en lo relativo a la atención sanitaria) y ha considerado también "legítima" la solución que plantea esta formación política, sí cree que debe "consensuarse" cualquier medida con el sector, para lo que planteaba crear una mesa de negociación.

Vox no ha aceptado estas enmiendas ya que cree que debe ser el Servicio Cántabro de Salud (SCS) el que dé una solución dentro del marco general que se le plantea desde el Parlamento y considera que crear una mesa de negociación retrasará la puesta en marcha de una solución que evite que se vuelva a dar la "gravísima falta de asistencia" sanitaria a los mayores que viven en las residencias.

Para el grupo proponente, dicha solución debería adoptarse "antes de que pase el verano" y cree que crear ahora una mesa de negociación podría hacer que no se pusiera en marcha "hasta 2022". Por ello, ha opinado que el desafío que plantean tanto PRC como PSOE o Cs de negociar ahora esa solución con el sector es algo "muy difícil" de llevar a cabo.

Por su parte, el PP se ha abstenido y ha defendido que lo que debería haber es un equipo especializado en Geriatría que dé soporte y apoyo a la atención que se presta a los mayores en Atención Primaria.

TERCER SECTOR

Tampoco ha salido adelante en el Pleno una iniciativa de Ciudadanos (Cs) que instaba a convocar lo antes posible una Mesa de Diálogo específica sobre el Covid-19 integrada por todos los actores
relacionados con el Tercer Sector con participación de los grupos parlamentarios.

Según ha explicado la diputada 'naranja' Marta García el objetivo de esta Mesa era realizar un análisis de la situación actual en el Tercer Sector de Cantabria derivada de la "grave crisis sanitaria del COVID-19, así como elaborar un informe con las medidas necesarias que garanticen la seguridad, la sostenibilidad económica y el mantenimiento de los servicios que se prestan por parte de las mismas".

Aunque todos los grupos han reconocido la labor del Tercer Sector y la labor "esencial" hecha por algunos de sus integrantes durante la crisis del coronavirus para atender las personas más vulnerables y la que tienen a partir de ahora, solo el PP ha apoyado la iniciativa de Cs.

Y es que han sido varios grupos que han considerado que dicho Tercer Sector es demasiado "amplio", "global" y un "cajón de sastre" de asociaciones, entidades y agrupaciones de muy distinto tipo y con diversos fines, con lo que no creen o consideran que sea posible darles cabida a todas en una misma mesa de diálogo en la que se puedan adoptar medidas eficaces.

Los dos diputados de Vox, Cristóbal Palacio y Armando Blanco, se han abstenido ya que, aunque consideran que el Tercer Sector es una "elemento necesario y vertebrador", creen que crear una mesa como la que plantea Cs podría "abrir las puertas" a ella a todas las asociaciones --de distinto tipo-- que pertenecen a él, entre ellas aquellas "con marcado sesgo ideológico" como las que, según ha dicho, se dedican a "implantar la nefasta ideología de género en la sociedad".

Por su parte, los grupos que sustentan al Ejecutivo han votado en contra. El PRC ha justificado su voto en que el Tercer Sector es "demasiado amplio" y "global" para que forme parte de una mesa de diálogo de la que puedan salir resultados concretos, mientras que el ha dicho 'no' porque no la ve "mucha utilidad".

Además, los socialistas creen que uno de los objetivos que plantea la iniciativa podría suponer "convertir en asunto público" las "finanzas privadas" de las organizaciones que integran el Tercer Sector.

El PP, por su parte, ha votado a favor y, aunque "no cree" que con esta mesa se vayan a solucionar todos los problemas, no la ve con "malos ojos" y considera que puede servir para generar un marco de "entendimiento y colaboración".

Estos asuntos han sido debatidos este martes en la vuelta de los plenos ordinarios al Parlamento de Cantabria tras ser suspendidos por la crisis del coronavirus.