Actualizado 04/06/2009 23:45 CET

Revilla destaca la "revolución" vivida en los servicios de emergencias y se muestra "orgulloso" de sus profesionales

El Servicio 112 ha recibido 766.378 llamadas de emergencia y coordinado 316.833 intervenciones en sus diez años de vida

SANTANDER, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, destacó hoy la "auténtica revolución" que han experimentado los servicios de emergencias y Protección Civil en la región y se mostró "orgulloso" del personal que trabajan en ellos, profesionales "muy preparados", que responden coordinadamente, "dándolo todo en cada una de sus intervenciones en favor de los ciudadanos y del bien común".

Así lo dijo en el homenaje a los más de 2.000 efectivos de los distintos servicios de intervención y emergencias que trabajan en la región, un acto organizado por el Ejecutivo regional, al cumplirse el décimo aniversario de la puesta en funcionamiento del Centro 112 en Cantabria.

El presidente recordó siniestros recientes acontecidos en la región, como atentados terroristas, incendios e inundaciones, donde estuvo presente, y en los que observó in situ la "profesionalidad" de los servicios de emergencia, por lo que los cántabros "se lo agradecemos profundamente", indicó.

El jefe del Ejecutivo comparó la evolución de los servicios de Protección Civil y de Emergencias, experimentada desde 2003 en la región, a la realizada en el ámbito de las carreteras autonómicas y en el aeropuerto de Parayas.

A su juicio, hasta 2003 Cantabria era un "páramo" en materia de atención de emergencias, donde no había medios materiales ni profesionales suficientes. "Ahora nos encontramos a la cabeza de España", agregó Revilla, quien recordó que el presupuesto autonómico en Protección Civil ha pasado de 3,3 millones de euros en el año 2003 a más de 13 en el presente ejercicio.

Además, aseguró que el Gobierno de Cantabria continuará invirtiendo en más medios de emergencias, porque, a su juicio, "en una sociedad avanzada como la nuestra, los ciudadanos piden seguridad" y que se solucionen y palien los siniestros que se produzcan.

"PRIORIDAD ABSOLUTA"

Por su parte, el consejero de Presidencia y Justicia, Vicente Mediavilla, responsable autonómico en materia de Protección Civil, resaltó que el ámbito de las emergencias constituye una "prioridad absoluta en la política impulsada desde el Gobierno de Cantabria", por lo que el Ejecutivo "ha apostado y seguirá apostando en el futuro".

Para el consejero, el personal que se dedica a las emergencias, de quienes ha resaltado su "dedicación y alta cualificación", es el "principal protagonista" de la seguridad en Cantabria y a quienes se debe "la mayor parte de la mejora experimentada" en esta área.

De cara al futuro, Mediavilla afirmó que el Ejecutivo seguirá dotando de medios y personal a los distintos servicios de emergencia. Además, destacó que se seguirán potenciando dos pilares esenciales para la seguridad: la formación de los efectivos y la extensión del conocimiento del 112, al que se refirió como "el corazón de la seguridad en Cantabria".

En este acto, celebrado en el Museo Marítimo, también estuvieron presentes el consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio, Vivienda y Urbanismo, José María Mazón, y responsables y miembros de los distintos servicios de seguridad, una celebración que reunió a más de 200 personas.

RECONOCIMIENTO

El Gobierno de Cantabria ha reconocido la profesionalidad y eficacia del personal que trabaja en los distintos servicios de emergencia, tanto de aquellos que lo hacen en el Centro de Coordinación 112 como de todos los cuerpos de intervención que colaboran con él.

En concreto, el presidente y los consejeros de Presidencia y Obras Públicas entregaron diplomas a cada uno de los representantes de los distintos cuerpos movilizados desde el Servicio de Emergencias 112: Guardia Civil, Policía Nacional, Policía Local, Cruz Roja, 061, Salvamento Marítimo, técnicos de la Dirección General de Biodiversidad, equipo de rescatadores del Servicio de Protección Civil regional, Colegio de Psicólogos, junto a bomberos autonómicos y municipales y bomberos voluntarios.

También recibieron un reconocimiento los operadores y personal del Servicio 112 y la Agrupación de Protección Civil de Arredondo, creada recientemente, en representación de todo este colectivo, formado por más de 600 voluntarios, que colaboran en numerosas operaciones de búsqueda de personas y en otras intervenciones en apoyo a los cuerpos profesionales.

Del mismo modo, la Obra Social de 'La Caixa' recibió una distinción especial en gratitud a su apoyo económico y material al servicio de seguridad de Cantabria, dado que esta entidad donó a la Comunidad Autónoma un Puesto de Mando Avanzado, valorado en más de un millón de euros.

10 AÑOS EN DATOS

La labor del Centro de Emergencias 112 durante estos diez años de existencia ha resultado muy beneficiosa para la actividad de todos los servicios de intervención existentes en Cantabria, ya que contribuye a una prestación coordinada con los medios materiales y personales necesarios, con independencia de la clase de emergencia que se produzca o cualquiera que sea la administración pública competente para la prestación material de la asistencia.

Desde que se pusiera en marcha en la Comunidad Autónoma en 1999, el Servicio 112 ha recibido un total de 766.378 llamadas de emergencia y coordinado 316.833 intervenciones.

En términos comparativos, en el año 2000 se recibieron 35.678 llamadas al Servicio de Emergencias 112, frente a las 127.586 registradas en el último año. Las llamadas recibidas en el año 2000 propiciaron 16.765 intervenciones, frente a las 50.292 coordinadas durante el pasado año.

Por tanto, desde 2000 a 2008 se ha multiplicado por cuatro el número de llamadas recibidas y ha aumentado en un 200% el número de incidencias coordinadas. Estas cifras demuestran el salto cuantitativo que se ha producido en este servicio.

MEJORAS DEL SERVICIO

El Centro 112 ha evolucionado durante esta década de forma considerable, pasando de ser un número de teléfono receptor de las distintas emergencias a un Centro de Coordinación integral, que aglutina más de 2.000 efectivos de distintas administraciones públicas.

Para ello, ha sido fundamental el aumento de las inversiones en el Centro 112 durante los últimos años, que han proporcionado una formación especializada a los operadores, más medios personales y tecnológicos, y ha incrementado la colaboración con el resto de servicios de emergencia que trabajan en la Comunidad Autónoma.

En concreto, el Servicio 112, que gestiona el Gobierno de Cantabria, ha pasado de contar con 6 operadores en 1999 a los 30 de la plantilla actual, y de dos parques y una plantilla de 14 bomberos autonómicos en 2003, a seis parques repartidos por toda la geografía cántabra y más de 100 bomberos en plantilla.

Además, se han incorporado al Centro las últimas tecnologías en materia de gestión de emergencias, como el servicio de localización de llamadas realizadas por teléfonos móviles o el sistema de información geográfica, capaz de controlar los tiempos de respuesta ante las emergencias y localizar el lugar donde se encuentran los distintos dispositivos movilizados.

El Gobierno de Cantabria, a través del consejero de Presidencia, Vicente Mediavilla, se ha marcado como nuevo objetivo, una vez consolidada toda esta infraestructura, optimizar los recursos existentes y potenciar aún más la colaboración con otros organismos, "lo que propiciará alcanzar unos mayores niveles de seguridad".