Actualizado 23/05/2010 23:07 CET

Santander y Oviedo asumen juntas el compromiso de "propagar" la cultura de paz

El navegante Vital Alsar recogió el premio Zilda Arns en el mismo acto

   SANTANDER, 23 May. (EUROPA PRESS) -

   Las ciudades de Santander y Oviedo han asumido juntas el compromiso de "propagar" la cultura de paz y, con ello, han dado al mismo tiempo un paso más para "profundizar" en sus "lazos de hermanamiento".

   Los alcaldes de ambas ciudades, Íñigo de la Serna y Gabino de Lorenzo, recogieron este domingo en la capital cántabra el premio que las acredita como 'Ciudades por la paz' y las mueve a ser modelo para otras.

   En el mismo acto, celebrado en el Palacio de Festivales de Cantabria, también fue distinguido el navegante cántabro Vital Alsar, que recogió el premio 'Zilda Arns'.

   Ambas distinciones las entrega 'Cien ciudades por la paz', un movimiento internacional cívico y social que une e implica directamente a las entidades locales como motor de impulso ciudadano para fomentar entre sus vecinos el respeto entre las culturas, la erradicación de la violencia, la eliminación de la pobreza y el desarrollo integral del ser humano.

   Su Comité Internacional, presidido por la princesa Nora de Liechtenstein, Federico Mayor Zaragoza y la Fundación Mensajeros de la Paz, acordó en enero declarar a Santander, entre un centenar de candidatas, como 'Ciudad Internacional por la Paz'. Junto a Santander fueron también reconocidas 'Ciudades Internacionales de Paz 2010' Hong Kong, Beirut, Teherán, Socachew (Polonia), Praga, Manila, Bruselas, Bombay, Asunción y Madrid.

   Pero Santander no ha querido iniciar su andadura por la paz sola y ha designado a Oviedo como 'ciudad auxiliar' del premio, lo que une a ambas localidades en la apuesta por la cultura de paz.

"RUTA A LA PROSPERIDAD"

   Tras recoger el premio, el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, destacó que "la paz es una de las poquísimas rutas seguras hacia la prosperidad de los pueblos", pero lamentó que "es una de las menos transitadas". Por ello, desde ahora a la ciudad de Santander le corresponde la tarea de "desbrozar, pavimentar y señalizar" esa ruta.

   De la Serna recordó que actualmente hay una veintena de países en el mundo en conflicto en los que luchan 300.000 niños soldados, por eso la tarea por la paz es ardua y es mejor afrontarla acompañados. Y eso es lo que van a hacer Santander y Oviedo, que han sellado "un pacto inquebrantable" y suman juntas más de 400.000 ciudadanos luchando por lo mismo.

   El alcalde santanderino repasó algunos de los ejemplos que han hecho a la ciudad merecedora de este premio, como el Centro de Acogida de Candina, y subrayó el papel que tienen en esa tarea asociaciones, voluntarios y personas anónimas.

   También ensalzó el papel de la Iglesia porque, según dijo, "si la crisis política, económica y de valores no se ha llevado por delante a más familias es porque la Iglesia, incomprensiblemente atacada por algunos, está soportando una parte importante e imprescindible de la política social".

PROYECTO EN BENIN

   Con su designación como 'Ciudad por la paz' Santander asume además el compromiso de colaborar con las otras diez ciudades designadas este año en la financiación de un proyecto en Benin, donde se creará un centro de acogida para niñas.

   La ciudad aportará 15.000 euros a ese proyecto, un compromiso que, para De la Serna, cobra un "significado especial" en un momento en el que "se anuncian recortes económicos hacia quienes necesitan nuestra ayuda en otros países y en el que se están tomando medidas económicas que dañarán a quienes menos responsabilidades tienen sobre la crisis" y más apoyo necesitan.

   En esta línea, el alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo, se mostró "absolutamente convencido de la importancia de crear riqueza", pero también de "tratar de evitar la pobreza". Por eso, consideró que asociaciones y colectivos como 'Cien ciudades por la paz' y 'Mensajeros por la paz' son la "voz de la conciencia".

MENSAJES DE ALIENTO

   El padre Ángel García, presidente de 'Mensajeros por la Paz' y Premio Príncipe de Asturias de la Concordia, fue el encargado de entregar a Oviedo el premio como 'ciudad auxiliar' de Santander, mientras que el regidor santanderino recibió la distinción para la ciudad de manos del director internacional de 'Cien ciudades por la paz', Pablo Marcet.

   'Cien ciudades por la paz' entrega premios en cuatro ámbitos: 'Ciudad por la paz', 'Cultura de Paz', un premio a la Responsabilidad Social Corporativa de las empresas, y el premio 'Zilda Arns'. Éste último fue el que recogió en la misma ceremonia el navegante Vital Alsar, por su trayectoria en favor de la paz y en concreto por su último proyecto, 'El niño, la mar, la paz'.

   En el acto, que incluyó una actuación de la orquesta Oviedo Filarmonía y el Coro de la Fundación Príncipe de Asturias, así como de la Banda de Gaitas 'Ciudad de Oviedo', estaban presentes autoridades y representantes de la sociedad cántabra y asturiana.

   Además, los presidentes de honor del comité internacional de 'Cien ciudades por la Paz' también se sumaron al acto, a través de un mensaje en vídeo.

   Así, la princesa Nora de Liechtenstein recordó a los premiados que los galardones suponen un "compromiso" y una "apuesta clara por el entendimiento", y el ex director general de la Unesco Federico Mayor Zaragoza se felicitó de que dos ciudades que compiten por la Capital Europea de la Cultura en el año 2016 den este "ejemplo de darse la mano" para trabajar juntas por la paz.