10 de abril de 2020
 
Actualizado 24/02/2020 17:30:56 +00:00 CET

La segunda fase de obras del tanque de tormentas del Sardinero obliga a cortar el tráfico

SANTANDER, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Santander comenzará este martes la segunda fase de las obras de construcción del nuevo tanque de tormentas del Sardinero, la ejecución de la estructura del propio tanque bajo la mediana y los viales de la Plaza de Italia, lo que conlleva el corte del tráfico en la zona.

Según ha informado el Consistorio en nota de prensa, desde este martes, el inicio de la construcción de la estructura del tanque obligará al corte total del tráfico en la zona (excepto transporte público y de emergencias) y se habilitará acceso a residentes y hoteles desde las calles Las Cruces y Los Infantes y también quedarán abiertos viales como la calle Panamá, avenida Maura o la avenida de los Hoteles.

Además, con el objetivo de mantener informados a los ciudadanos y que puedan evaluar y anticiparse a las mejores alternativas, se colocarán carteles informativos y señales anunciando el corte en los siguientes puntos: rotonda de Puertochico, en la salida hacia Castelar; glorieta de los Delfines, en la salida hacia la avenida de los Castros dirección Piquío; glorieta del cruce entre la avenida Pontejos y la avenida de los Castros; glorieta Constitución, en la S-20; plaza del Alto Miranda y avenida Reina Victoria, en el cruce con la calle Ramón y Cajal.

Los usuarios del TUS no se verán afectados por el cambio de líneas, pero sí por el traslado provisional de las paradas. Así, en los últimos días se ha trasladado la parada de la plaza de Italia hacia la zona de la avenida de Castañeda, entre Piquío y la calle Panamá, y a partir de hoy, la parada Plaza de Italia 3 (Maremondo) quedará ubicada en la avenida de Castañeda, frente al Hotel Sardinero.

El nuevo tanque de tormentas será una estructura de hormigón con un volumen de 176 m3, ocupará una superficie de 19 por 11 metros cuadrados y se ubicará bajo los viales y la mediana de la plaza de Italia.

Las obras se han coordinado con las de la reforma y urbanización de la plaza de Italia para conseguir que tanto el proyecto como las autorizaciones y permisos estuviesen listas para solapar ambas actuaciones y minimizar las molestias.

Ambas estarán finalizadas en junio, para que durante el periodo estival toda esta zona quede reabierta y pueda ser utilizada por vecinos y visitantes.

El Ayuntamiento ha informado a los hosteleros de la zona para que puedan ofrecer a sus clientes las mejores alternativas durante el tiempo que duren los trabajos.

La concejala de Medio Ambiente, Margarita Rojo, ha hecho hincapié en las ventajas que esta instalación supondrá para el saneamiento en esta zona de la ciudad.

Así, ha dicho que el nuevo tanque de tormentas modernizará las instalaciones actuales y especialmente las condiciones ambientales de los vertidos preexistentes que se producen de forma inevitable hacia el mar en episodios de lluvia intensa a través del emisario de la playa del Camello.

Tal y como ha recordado la edil, en este lugar se encuentra un aliviadero construido en los años 80 que vierte los excedentes de la red a través del emisario del Camello cuando llueve intensamente y que actúa como punto de concentración y recogida de las aguas de todos los colectores, desde la avenida de Reina Victoria y desde la calle Joaquín Costa.

Con este proyecto se van a mejorar las condiciones ambientales del vertido preexistente evitando vertidos al mar de agua procedentes del primer lavado, ya que esta instalación realizará además una labor de pre-depuración permitiendo limpiar la suciedad que produce el arrastre del agua sobre el terreno.

Su construcción supondrá una inversión de 851.084 euros, con cargo a los recursos financieros de la concesionaria del Servicio de Abastecimiento de Agua y Alcantarillado de Santander.

Para leer más