Solchaga dice que los pensionistas "no tienen razón" y no ve prudente volver al IPC

Carlos Solchaga en el foro económico del Diario Montañés
ALBERTO AJA/DIARIO MONTAÑES
Publicado 18/09/2018 13:07:58CET

El exministro ve factible un Gobierno de coalición PSOE-Ciudadanos tras las próximas elecciones

SANTANDER, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

El exministro socialista Carlos Solchaga ha afirmado hoy que los pensionistas que protestan en las calles por la revalorazación de las pensiones "no tienen razón", porque "ninguno de ellos ha pagado ni la mitad de lo que perciben", y ha defendido que "dejar el sistema de actualización de las pensiones como está es más prudente que volver al IPC".

También se ha referido a otros temas de actualidad como la reforma expres de la Constitución para suprimir los aforamientos. Al respecto, ha dicho que "no está mal" pero no es la reforma más importante que precisa la Constitución.

A la vez, ha insinuado que es una 'ocurrencia' con la que el presidente, Pedro Sánchez, busca "relumbrón" después de "una situación en la que el Gobierno parecía haber perdido la iniciativa política como consecuencia de una serie de contradicciones flagrantes entre lo que hacía, decía, desdecía y dejaba de hacer".

Sobre la polémica en torno a la tesis de Sánchez, ha opinado que ha sido "un ataque infundado" porque "no existe plagio", aunque supone que el valor de la tesis "no sea muy elevado" porque "le pasa a la mayor parte de las tesis, cum laude y sin laude, en este país", ha apostillado. A la vez, ha afirmado que la universidad "tiene cargos más importantes de los que defenderse que del hecho de que cuatro sinvergüenzas expidan títulos sin merecimiento".

CATALUÑA

Sobre el conflicto catalán, ha recalcado que "ningún Gobierno puede negociar fuera de la Constitución", pero ha destacado la necesidad de buscar alguna solución democrática y se ha mostrado partidario de establecer "algún tipo de negociación" y "algún tipo de consulta".

No obstante, ha recalcado que para ello "se requiere tiempo y apaciguamiento de los ánimos", porque "hay que conseguir superar el cabreo que produce" la actitud de los independentistas, que ha situado "próxima al totalistarismo".

"Negarse a ver que hay algún problema es un error por nuestra parte; esto no se resuelve diciendo que las cosas están bien como están, aún cuando quienes defienden el independentismo lo hacen del modo más odioso, con una actitud imposible", ha dicho el socialista navarro, quien ha matizado que cuando alrededor del 50% de la población no está a gusto con el sistema político, "habría de tener algún tipo de derecho a que se reconsidere la situación".

GOBIERNO "FRÁGIL Y NO PARTICULARMENTE BRILLANTE"

Solchaga ha realizado estas afirmaciones a preguntas del público en un foro del Diario Montañés, donde ha dibujado un buen escenario económico y ha opinado que pese a ello, existe una "sensación de incertidumbre y falta de solidez" que, a su juicio, proviene del escenario político. "Nuestro problema es la política", ha aseverado.

El exministro de Felipe González ha definido al gabinete de Pedro Sánchez como un Gobierno "extremadamente frágil" y "no particularmente brillante en la ejecución de sus responsabilidades", respaldado por 84 diputados de 350 y que para conseguir la mayoría absoluta -176 escaños- tiene que pactar con ocho grupos políticos, algunos de los cuales, ha dicho, "están al borde de la irresponsabilidad política".

Pese a esta coyuntura, ha opinado que el Gobierno de Sánchez puede "durar mucho más de lo que la razón nos dice" y "sobrevivir durante un periodo prolongado", porque ni el PP, ni Ciudadanos ni Podemos quieren elecciones anticipadas.

POSIBLE GOBIERNO PSOE-CIUDADANOS

De cara a las elecciones, ha señalado que el bipartidismo no volverá, porque "ni el PSOE, a pesar de la recuperación de aliento, ni el PP, que sigue en una crisis de desconfianza, están con la fuerza para desplazar a Podemos el primero y a Ciudadanos (Cs) el segundo".

En su opinión, de las próximas elecciones saldrá un Parlamento "bastante fragmentado" pero en el que "será más fácil organizar un Gobierno de centro-izquierda" entre el PSOE y Cs. "Entre los dos suman el 50% y podrían llegar a una situación en la que podrían gobernar, si Rivera y Sánchez dejan de tirarse los trastos claro".

Volviendo a la actual legislatura, Solchaga ha destacado que el Gobierno de Pedro Sánchez, precisamente por la falta de apoyos parlamentarios, tiene "las manos atadas" en materia de impuestos y política tributaria y "es bastante impensable que pueda hacer reformas estructurales".

Sobre la reforma laboral, el exministro de Economía e Industria ha defendido la necesidad de tomar medidas para "deshacer el nudo gordiano de la falta de crecimiento de los salarios", y se ha mostrado partidario de subir el salario minímo interprofesional en pos de este objetivo.

Solchaga ha añadido que el PSOE "cree haber encontrado la solución volviendo a los convenios sectoriales y la ultraactividad de los convenios", lo que a él le resulta "inquietante", ya que "habría que reforzar a los sindicatos, porque su poder de negociación es extremadamente bajo, por no decir su reputación.

REFORMA DE LAS PENSIONES Y DE LA CONSTITUCIÓN

Sobre la reforma de las pensiones, el exministro ha recalcado que las pensiones en España son mucho más altas que la media europea, y el dinero que se destina a pagarlas también muy superior. Tras matizar que él también es pensionista, ha defendido que habría que modificar las pensiones "seriamente" con un planteamiento a medio y largo plazo, aunque ha considerado que "con la tendencia peligrosa que ya exhibe" esta cuestión, "habría que ir tomando medidas ya" a la vez que se establecen las bases de futuro.

El exministro socialista ha argumentado que los ciudadanos quieren "mayoritariamente" unos servicios sociales y sanitarios "de primera", pero "la inmensa mayoría no quiere pagar por ellos", por lo que solo queda la vía de los impuestos y las cotizaciones. Ha destacado que el sistema tiene que ser sostenible y ha reivindicado que la sociedad española "tiene que enfrentar seriamente los problemas que tiene".

En cuanto a la reforma de la Constitución, ha opinado que la propuesta de suprimir los aforamientos "seguramente saldrá adelante y no lo lamentaré, pero no es la cosa más importante si uno quiere reformar la Constitución", ni será algo que "cambie significativamente el ambiente político, la situación de equilibrio entre las fuerzas ni la calidad de las instituciones".

Ha opinado que "en lo fundamental" la Carta Magna "no requiere reformas" aunque sí ha defendido la necesidad de reformar el Senado, que "honestamente es un estorbo, una forma de malgastar el dinero", ha dicho.