Suben los despidos, los concursos y los lanzamientos, pero bajan las reclamaciones y las ejecuciones hipotecarias

Actualizado 30/03/2012 17:00:16 CET
TSJC
EUROPA PRESS

Según un estudio del Consejo General del Poder Judicial con datos de 2011

SANTANDER, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los despidos, los concursos de acreedores y los lanzamientos crecieron en Cantabria durante 2011, mientras que disminuyeron las reclamaciones de cantidad de tipo laboral, los procedimientos monitorios y las ejecuciones hipotecarias.

Así se pone de manifiesto en el estudio Datos sobre el Efecto de la Crisis en los Órganos Judiciales que ha elaborado el Consejo General del Poder Judicial con las cifras del pasado año, y en el que se observa la incidencia que la situación económica de los últimos cuatro ejercicios ha tenido sobre los Juzgados y Tribunales.

En Cantabria, se presentaron durante 2011 un total de 1.084 demandas de despido en los seis Juzgados de lo Social de Santander, lo que supone un incremento cercano al 11% respecto a 2010 que duplica el crecimiento de la media nacional (un 5%).

En este apartado están incluidas demandas relativas a la extinción por causas objetivas o impugnaciones de expedientes de regulación de empleo (ERE). Muchas de esas demandas son colectivas, por lo que el dato no se refiere al número de personas despedidas.

Por otro lado, el informe refleja un aumento superior al 79% en el número de concursos de acreedores presentados en Cantabria durante 2011. El incremento de la media nacional es del 12,5%, si bien un estudio de los datos de los últimos años pone de manifiesto que de 2009 a 2010 los concursos bajaron un 47,5% en la región, cuando la caída fue del 8% de media.

En cualquier caso, los efectos de la crisis en los últimos cuatro años se hacen notar de manera patente en Cantabria teniendo en cuenta que en 2007 fueron ocho los concursos presentados, 38 en 2008, 82 en 2009, 43 en 2010 y 77 en 2011.

Asimismo, el informe también refleja un aumento en el número de lanzamientos practicados -acto de ejecución en el que se obliga, por la fuerza, al desalojo de una vivienda o local-.

El lanzamiento es una forma de terminación de un proceso, en el que se incluyen desahucios -cuando el inquilino no paga el alquiler o la vivienda está ocupada sin título-, las ejecuciones hipotecarias -cuando el propietario no paga la hipoteca- o ejecuciones bancarias-cuando el propietario no paga un crédito y avaló con la vivienda.

En 2011, los lanzamientos realizados en Cantabria por el Servicio Común de Notificaciones y Embargos ascendieron a 453, un siete por ciento más que en 2010. La media nacional se situó en un incremento cercano al 22%, alcanzando un máximo histórico de 58.241 lanzamientos practicados.

BAJAN LAS RECLAMACIONES DE CANTIDAD

En el lado contrario de la balanza están las reclamaciones de cantidad, los procesos monitorios y las ejecuciones hipotecarias, que durante 2011 cayeron.

Los monitorios -procesos en los que se reclaman deudas y el procedimiento facilita el cobro del crédito de forma rápida- disminuyeron un 20,5% en Cantabria, en la línea de la media nacional (-23,6%), al pasar de 11.283 en 2010 a 8.969 en 2011.

Por su parte, las reclamaciones de cantidad registradas en los Juzgados de lo Social -todas aquellas deudas que la empresa pueda tener con el trabajador y que éste reclama- cayeron un 11,4% en Cantabria, mientras que la bajada a nivel nacional fue más leve (un 8,7%). En 2011 se presentaron 2.087 reclamaciones de cantidad de tipo laboral, frente a 2.355 en 2010.

Por último, el informe del Consejo General del Poder Judicial evalúa otro indicador de los efectos de la crisis en la sociedad: las ejecuciones hipotecarias presentadas. En este sentido, se observa una leve caída del 2,5% en Cantabria, inferior a la experimentada por la media nacional que se acerca al 17%. En Cantabria se presentaron 691 demandas de ejecución hipotecaria en 2011, frente a las 709 de un año antes.