Publicado 26/06/2018 13:15CET

Trabajadores de SUAP+061 rechazan la oferta del SCS y podrían convocar nuevos paros

SANTANDER, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los profesionales sanitarios (médicos y personal de enfermería) del Servicio de Urgencias de Atención Primaria y del 061 (SUAP+061) han decidido hoy en una asamblea rechazar la última oferta que les había planteado el Servicio Cántabro de Salud (SCS), y con la que consideran que se les "intenta quitar algo que ya asumimos como nuestro (el complemento específico) y pasarlo a otra cesta", por lo que podrían convocar nuevos paros.

Y es que, en esa oferta, el SCS les propuso respetar sólo el 40 por ciento del actual complemento específico, consolidado tras la última huelga de 2015, a cambio de aceptar los otros complementos que se planteaban ahora, relativos a jornadas de noche y festivos, para equiparar de una vez por todas los salarios de los profesionales del SUAP+061 a los del resto de profesionales de la sanidad pública cántabra.

Los trabajadores, reunidos este martes por la mañana en asamblea, han decidido rechazar esta oferta con 51 votos en contra, 33 a favor y 7 abstenciones. La mayor parte de esos votos contrarios han sido del personal del 061, cuyos trabajadores "no se sienten cómodos" con lo que propone la administración, por lo que "todos juntos" al final han optado por no aceptar la propuesta.

Así lo ha explicado en declaraciones a Europa Press la portavoz del personal sanitario del SUAP y el 061, la médico Charo Zuloaga, que ha lamentado que desde el SCS se trate de "quitarnos parte del complemento específico que consideramos y asumimos como nuestro, porque lo ganamos en la huelga de 2015, y traten de dejarlo en un 40% del actual para la parte restante pasarla a otras cestas".

El colectivo SUAP+061 trasladará personalmente esta decisión al director gerente del SCS, Benigno Caviedes, en una reunión que mantendrán este próximo jueves, 28 de junio, "a las 9.30 o 10.00 horas", y en la que espera que la administración sanitaria haga "un último esfuerzo" para poner encima de la mesa una propuesta con la que "realmente" solucionar la situación.

En caso de que no fuese así, Zuloaga ha avanzado que se convocará una nueva asamblea de trabajadores para decidir las nuevas medidas a adoptar en cuando a movilizaciones y paros.