Actualizado 02/04/2012 21:35 CET

Los últimos incendios forestales han destruido más de 2.000 hectáreas, según las primeras previsiones del Gobierno

Incendios
CEDIDA

Los pronósticos para los próximos días son "buenos"

SANTANDER, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural calcula que los incendios forestales que han asolado la comunidad autónoma la última semana han destruido más de 2.000 hectáreas, si bien la mayor parte eran de matorrales y monte bajo "sin ningún tipo de valor" económico.

En declaraciones a Europa Press, la titular de este área, Blanca Martínez, ha señalado que, pese a los cálculos que tiene el Ejecutivo regional sobre la superficie quemada, aún es "un poco pronto" para estimarlo con exactitud, pues los técnicos y los guardias de zona han estado más centrados en sofocar los incendios que se declaraban en Cantabria.

Según ha señalado, las zonas más afectadas han sido Los Corrales de Buelna y la Zona del Nansa (Polaciones, Lamasón o Rionansa). Ha explicado que el dispositivo regional sigue activado pese a que en la jornada de este lunes ha habido momentos en los que no ha habido ningún incendio, si bien, posteriormente, se ha declarado uno en la zona de Cabuérniga.

Sin embargo, ha señalado que las previsiones de cara al riesgo de aparición de nuevos incendios "son buenas" pues la temperatura ha bajado, ha subido la humedad y se esperan lluvias desde esta misma tarde-noche en las zonas de más altitud, que se esperan sean débiles, y, a partir del miércoles, "más intensas".

Lo más leído

  1. 1

    El Congreso aprueba la propuesta de Podemos para eliminar mensajes de odio en redes sociales

  2. 2

    Podemos pide al Gobierno medidas para vigilar las redes sociales y eliminar de inmediato mensajes de odio

  3. 3

    Entra en vigor el estado de alarma tras su publicación en el BOE

  4. 4

    ¿En que consiste el nuevo estado de alarma? Estas son las principales medidas

  5. 5

    El Gobierno Vasco establece el cierre perimetral de Euskadi y limita la movilidad de personas al municipio