Varios miles de personas reclaman un "convenio digno" en el metal

EUROPA PRESS
Publicado 11/11/2018 15:29:02CET

Los dos sindicatos advierten que "si Pymetal no rectifica, el conflicto está asegurado"

SANTANDER, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

Varios miles de peronas -entre 5.000 y 6.000 según la organización y unos 2.200 según la Policía local- han secundado este domingo la manifestación convocada por las federaciones de industria de UGT y de CCOO en Santander "por un convenio colectivo digno" en el sector del metal cántabro, que precede a la huelga general convocada por ambos sindicatos los próximos días 20, 22 y 27 de noviembre.

La movilización partió poco después de las 12 horas de la Plaza de Numancia y concluyó su recorrido en la Plaza Porticada con las intervenciones de los secretarios generales de las dos federaciones sindicales convocantes, Luis Díez (UGT-FICA) y Daniel San Miguel (Federación de Industria de CCOO), que advirtieron a la patronal Pymetal que "si no rectifica y vuelve al principio de acuerdo inicial que luego modificó a última hora, el conflicto está asegurado".

Los manifestantes corearon distintos lemas a lo largo de la movilización, como "Si esto no se arregla, huelga, huelga, huelga" o "Hacía falta ya una huelga en el metal"; incluida alguna referida a título personal al presidente de la patronal Pymetal, Alberto Gómez Otero, como "Otero, escucha, el metal está en la lucha".

"Nos decían que el metal no se iba a movilizar y aquí estamos en esta manifestación multitudinaria", ha subrayado el responsable regional de la federación de Industria, Construcción y Agro (UGT-FICA), quien considera que "la patronal Pymetal se está tomando el convenio colectivo a chirigota".

En su opinión, "no es admisible que una patronal que apenas representa al 10% del empresariado de la región nos haya conducido a este sinsentido y provoque un conflicto como el actual". Su homólogo de CCOO ha subrayado que "un convenio colectivo es un todo, con aumentos salariales y derechos sociales, y no podemos admitir que la patronal nos arrebate cualquiera de ellos".

A su entender, "Pymetal se ha reído de los trabajadores y de sus propias empresas, a quienes les va a afectar la huelga". Los sindicalistas han criticado que en la última reunión en el ORECLA el pasado miércoles, "ni siquiera se sentaron a negociar", y confían en que no ocurra lo mismo en la reunión prevista para este miércoles.

La discrepancia radica en la cláusula de subrogación de los trabajadores de las contratas, que los sindicatos pide que se extienda al 100% de los trabajadores, mientras que la patronal lo quiere mantener solo para las grandes empresas del sector.

Los dirigentes de CCOO y UGT han señalado que durante la negociación, han aceptado menores incrementos retributivos en favor de mejoras como ésta, por lo que han pedido a la patronal que entonces cumpla con el Acuerdo Interconfederal de Negociación Colectiva, que contempla una subida salarial del 3%.

"La huelga es el comienzo de la lucha pero tenemos muy claro que si la patronal no rectifica y no respeta el principio de acuerdo que se alcanzó en un primer momento, se convocarán asambleas de trabajadores para proseguir con las movilizaciones hasta cuando sea necesario", comentaron los secretarios generales de las federaciones de industria de ambos sindicatos.

Luis Díez y Daniel San Miguel precisaron que el próximo miércoles 14 de noviembre habrá una nueva reunión de mediación en el conflicto convocada por el ORECLA (Organismo de Resolución Extrajudicial de Conflictos Laborales) y "será una nueva oportunidad para que Pymetal rectifique su desaguisado y evite un conflicto en el sector que nosotros no deseamos".

Los dos sindicalistas coincidieron en destacar la importancia de que "los paros sean un éxito", por lo que solicitaron a los asistentes y a todos los trabajadores del metal cántabro que se impliquen en la huelga "porque nos jugamos mucho, ya que si las cosas no salen bien estamos condenados a convenios colectivos precarios".

De todos modos, Díez y San Miguel se congratularon del "masivo seguimiento" de la manifestación y matizaron que "hoy estamos demostrando que la lucha obrera sirve para algo y, de hecho, es la única manera de conseguir nuestras reivindicaciones".