28 de marzo de 2020
 
Publicado 21/02/2020 14:44:50CET

Ayuntamiento Toledo estima que los trabajos en la zona del Valle afectada por desprendimientos concluirán en dos semanas


Visita talud del valle en Toledo.
Visita talud del valle en Toledo. - AYUNTAMIENTO

TOLEDO, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Toledo ha estimado que los trabajos de estabilización y reparación que se están desarrollando en los taludes de la carretera del Valle tras los últimos desprendimientos concluyan en dos semanas.

La concejala de Obras y Servicios Públicos Medioambientales, Noelia de la Cruz, ha supervisado este viernes los trabajos de estabilización y reparación que se están desarrollando en los taludes de la carretera del Valle tras los últimos desprendimientos. Tras la colocación de dos mallas en la ladera, se están realizando labores de limpieza y saneamiento de la montaña, según ha informado el Consistorio en nota de prensa.

La responsable municipal, que ha estado acompañada en esta visita por el jefe de sección de Obras Públicas del Ayuntamiento, Manuel Antonio Martínez, y responsables de las empresas encargadas en llevar a cabo la intervención, ha podido comprobar in situ cómo va esta obra de emergencia que ha supuesto al Consistorio toledano una inversión de 50.300 euros.

En la parte de la ladera donde se produjo el desprendimiento se ha instalado una pantalla estática para evitar que esa parte vuelva a desprenderse. Asimismo, el Consistorio ha considerado necesario poner una pantalla o malla dinámica en otra zona, cerca de este espacio, para prevenir la posible caída de rocas.

Estas pantallas dinámicas están ensayadas en una pista de pruebas que se realizan lanzando un bloque rocoso o bien una base de hormigón. La idea es que la roca quede completamente envuelta en la pantalla y que ésta, deformándose, absorba la energía que desprende. Están preparadas para sujetar un peso de 400 kilos, según ha explicado uno de los técnicos de la empresa promotora.

Además, se están realizando labores de poda y saneamiento de la ladera y trabajos de limpieza en la cuneta y los drenajes para conformar que el agua, una vez arroye por los laterales de la calzada, no discurra por la calzada sino por la propia cuneta.

El desprendimiento en esta zona ubicada entre los puentes de Alcántara de la carretera del Valle se produjo el pasado 8 de febrero. Ese mismo día, la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, supervisaba la inspección técnica que llevaron a cabo los bomberos y cuatro días más tarde se aprobaba un gasto de 50.300 euros para realizar la intervención de consolidación con la mayor diligencia y urgencia.

EL TRÁFICO SIGUE CERRADO EN LA ZONA

De momento, este tramo de la carretera del Valle continúa clausurado, por lo que los vehículos que se dirijan desde esta vía hacia el barrio de Santa Bárbara, el Castillo de San Servando o el Hospital Provincial, deberán tomar el puente nuevo de Alcántara hacia avenida de Castilla-La Mancha, Puente de Azarquiel, Paseo de la Rosa y Cuesta de San Servando.

Por su parte, los peatones podrán realizar este tramo por el sendero paralelo que transcurre a orillas del río Tajo y atraviesa el Puente de Alcántara por uno de sus ojos laterales o aliviadero, es decir, por la senda ecológica.