Actualizado 21/01/2009 22:05 CET

Barreda dice que es "justo y necesario" honrar la memoria de Manuel López "un ejemplo de luchador de toda la vida"

El hijo del abogado laboralista recibió el premio 'Abogados de Atocha' en un acto al que asistieron más de 500 personas

TOLEDO, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, afirmó hoy que el abogado laborista Manuel López es un ejemplo de luchadores de toda la vida y que es "justo y necesario" honrar su memoria "en aras de la reconciliación y de facilitar la convivencia".

Barreda hizo estas afirmaciones con motivo de la V edición del premio 'Abogados de Atocha' que fue recogido por el hijo del galardonado, Manuel López Sacristán, y en la que estuvieron presentes el alcalde de Toledo, Emiliano García-Page; el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo; el presidente de la Fundación 'Abogados de Atocha' Enrique Lillo, o el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Máximo Díaz-Cano, entre otros.

El presidente del Ejecutivo regional recordó que Manuel López combatió la dictadura, como militante del Partido Comunista Español (PCE) y como miembro de CCOO y que después de la Transición "siguió comprometido para mantener y mejorar la Democracia defendiendo los derechos de los trabajadores", argumentó.

"La Democracia no es un regalo de los dioses de Occidente, sino una situación que se conquista con esfuerzo y su mantenimiento exige una lucha continua. Esfuerzo y lucha con los que ahora debemos recompensar, agradecidos, el legado de personas como Manuel López", apostilló.

Según Barreda el premio 'Abogados de Atocha' pretende contribuir a revitalizar la memoria y la historia de determinados acontecimientos y ejemplos del pasado para que no se pierdan. En este punto ,hizo referencia al historiador Jacques le Goff manifestando que "la memoria intenta preservar el pasado sólo para que le sea útil al presente y a los tiempos venideros".

ASESORAR Y CONSTRUIR

Por su parte, el secretario general de CCOO destacó el homenaje de Manuel López en Castilla-La Mancha, previo los actos reconocimiento que tendrán lugar en Madrid próximamente, y aseguró que el abogado laboralista dedicó buena parte de su actividad a asesorar y construir CCOO.

Fernández Toxo indicó que tuvo "la fortuna" de aprender de las enseñanzas de Manuel López y aseguró que tenía dos grandes virtudes "ser abogado y de CCOO". Así, destacó también la figura de Carlos del Río, otro abogado laboralista "que tuvo un aporte decisivo en la formación de CCOO en Toledo, Castilla-La Macha y España", sentenció.

"El sindicato debe tener muy en cuenta el carácter de un hombre del que tanto aprendimos todos, que tenía una gran capacidad para ponerse en la cabeza del otro, en la piel del otro, y políticamente, eso es tremendamente importante que no se pierda para CCOO".

"SENCILLO Y EFICAZ"

De otro lado, el alcalde de Toledo afirmó que este premio es "sencillo y eficaz" y que pretende recuperar la memoria y sacar del anonimato a una serie de personas que "nunca han buscado en su vida o en su trabajo la notoriedad, pues todos han sido todo un ejemplo de coherencia y de compromiso social", agregó.

Asimismo, recordó que no todo el mundo entendió hace unos años el significado de este premio y añadió que "con el paso del tiempo va quedando claro que el principal protagonista de la Transición de este país fue el pueblo, mucha gente anónima, que hizo posible un ejemplo de transición política que nos hace sentir orgullosos", matizó.

El presidente de la Fundación Abogados de Atocha destacó el caracter de "hombre bondadoso" de Manuel López y aseguró que era una verdadera persona de paz. "Ese carácter sigue alimentando el espíritu de la Fundación y la ausencia de sectarismo y su falta de resentimiento son los ideales del llamado espíritu de Atocha", añadió.

PREMIO

Al acto asistieron más de 500 personas y se celebró en el Campus Universitario de la Fábrica de Armas contando con la participación, del cantautor Luis Pastor y de la actriz Azucena de la Fuente, que condujo la ceremonia de entrega.

El premio, que pretende rendir homenaje a aquellas instituciones y personas que han hecho de la lucha por la libertad y la defensa de los derechos humanos una constante en su trayectoria personal y profesional, consiste en una estatuilla creada por el escultor y artesano Eloy Teno, afincado en la localidad ciudadrealeña de Campo de Criptana.