Cabañero quiere "tener las puertas abiertas" de la Diputación

Actualizado 03/07/2015 13:57:08 CET

ALBACETE, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Santiago Cabañero ha tomado este viernes posesión de su cargo como presidente de la Diputación de Albacete, tras el acuerdo firmado este jueves entre el PSOE y la coalición Ganemos Albacete-IU Ganemos, con el compromiso de "tener las puertas abiertas".

   En sus palabras en el acto de constitución de la Institución provincial, al que ha acudido el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, Cabañero ha dado su "sincera enhorabuena" para todos los diputados, porque "vamos a representar la política más cercana".

   La pluralidad, voluntad de consenso y diálogo son "algunos de los retos" marcados para esta legislatura, ha dicho, para añadir que su primer compromiso será mantener sus puertas y las de mi equipo de gobierno "abiertas" porque la cercanía y la vocación de servicio público "estarán siempre por encima de las siglas".

   La participación de los agentes sociales y la ciudadanía "será un rasgo diferenciador" de la acción de gobierno de la institución provincial durante los próximos cuatro años, según ha indicado el nuevo presidente.

EJES DE GOBIERNO

   Así, ha detallado algunos de los que serán "ejes" de su gobierno, como "promover la riqueza y distribuirla entre nuestros pueblos" de forma equitativa, a lo que se ha comprometido "a establecer como uno de los principales ejes de la actuación política una acción absolutamente beligerante contra la exclusión social y la pobreza y favorecer la creación de empleo".

   La Diputación va a poner los servicios públicos al servicio de los ciudadanos y, para ello, se creará "una partida presupuestaria anual", equivalente al menos al 0,7% del presupuesto, destinada a personas y familias que se encuentren en situación de "precariedad económica, pobreza energética, desnutrición infantil o desahucios" por una situación sobrevenida.

   El desarrollo de este plan de rescate ciudadano, como lo ha denominado Cabañero, será elaborado por una mesa social, con grupos, agentes sociales y asociaciones sociales. En esta línea, se creará dentro del servicio de asistencia técnica a municipios, una oficina antidesahucios, para asesorar a los consistorios.

APOYO AL MUNDO RURAL

   Otro de los grandes ejes será el apoyo al mundo rural. "Combatiremos la doble discriminación que sufre", ha indicado, para anunciar que el equipo de Gobierno tomará "medidas de discriminación positiva" para los municipios de menos de 2.000 habitantes.

   También apoyarán a los municipios tanto "para el restablecimiento de la gratuidad de las rutas escolares" como para la puesta en marcha de "bancos de libros de texto" para proveer de material a las familias más desprotegidas.

   Al tiempo, ha avanzado que la Diputación desarrollará "un plan de choque" de creación de empleo junto a los agentes sociales, que se dotará con una partida presupuestaria de al menos 3,5 millones de euros y donde los jóvenes tendrán "un lugar relevante".

   Será también "irrenunciable" una apuesta "nítida" por la transparencia, así como por la pluralidad en la toma de decisiones. "Quiero que la Diputación de Albacete se convierta en este mandato en la más transparente de España" y para ello se creará un portal que aglutine información pública y dé cuenta del sueldo de los diputados, de las cuentas de la institución, y de los procedimientos de contratación.

DERECHOS LABORALES

   Otro de los ejes irrenunciables del mandato será la protección de los derechos laborales del personal de la Institución. Así, ha anunciado que la intención de la Diputación será la de revisar los procesos de selección que se encuentran en marcha, anuncio que ha arrancado el aplauso de muchos asistentes en la sala.

   "Espero, deseo y confío que entre todos y todas seamos capaces de diseñar paso a paso un futuro mejor para nuestros pueblos", un camino al que ha "pedido" a todos los diputados que le acompañen.

   La nueva Diputación queda presidida por el PSOE, que tiene 11 diputados, al igual que el PP, además de los dos diputados de la coalición Ganemos y uno de Ciudadanos.