El Castillo de la Estrella, en Montiel, y la Iglesia Nuestra Señora de la Luz de Cuenca ya son Bien de Interés Cultural


Publicado 25/02/2015 10:14:01CET

TOLEDO, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno, tras los informes de la Dirección General de Cultura, ha declarado Bien de Interés Cultural el Castillo de la Estrella en el municipio de Montiel (Ciudad Real) y la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Luz en el municipio de Cuenca, ambos con categoría de Monumento.

En el caso del Castillo de la Estrella, según la orden que publica el Diario Oficial de Castilla-La Mancha y recoge Europa Press, se localiza en el extremo noreste del casco urbano de Montiel (Ciudad Real), sobre un cerro testigo de 946 metros de altitud, delimitado en su costado este por el río Segurilla.

Las primeras evidencias arqueológicas sobre asentamientos humanos en este cerro testigo se asocian con un dilatado período cronológico que se sitúa entre el Calcolítico y el final de la Edad del Bronce.

Durante la Edad Media la fortificación de Montiel va a tener una función primordial en el control de la comarca que lleva su nombre, funcionando como hisn --transliteración de la palabra árabe que denominaba a determinados castillos andalusíes-- articulador del territorio bajo dominio islámico y como centro de una de las encomiendas más importantes de la Orden de Santiago.

La fortaleza medieval contó con tres recintos perfectamente diferenciados y complementarios en los que se puede leer su evolución histórica desde el siglo IX hasta el XV.

NUESTRA SEÑORA DE LA LUZ

En el caso de la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Luz se localiza dentro del casco antiguo de la ciudad de Cuenca, extramuros y junto al río Júcar, en la C/ San Lázaro.

La actual iglesia fue iniciada por Fray Agustín de Montalbo en 1523 y terminada por José Martín de Aldehuela en 1764 en estilo rococó, alrededor de la ermita de la Virgen del Puente y el Hospital de San Antón. Tiene planta de cruz latina, presbiterio elevado y coro a los pies.

Ha determinado la Dirección General de Cultura que la Iglesia de Nuestra Señora de la Luz está íntimamente unida al barrio de San Antón y al abrupto relieve generado por el encajonamiento del río Júcar. Estas dos realidades han sido tenidas en cuenta a la hora de trazar los límites del entorno de protección.

Por ello, se han incluido todas las manzanas colindantes con el inmueble objeto de la declaración, cuya alteración podría afectar a los valores del objeto, a su contemplación, apreciación o estudio. Del mismo modo, se incluyen el río Júcar, el puente de la Trinidad y el conjunto arquitectónico formado por la ermita del puente, la iglesia y el hospital de San Antón.

Por otra parte, se incluyen las viviendas que se encuentran en las laderas que descienden al río; edificaciones apiñadas unas junto a otras, de baja y media altura, que no superan las tres plantas

MÁXIMA PROTECCIÓN

Tanto el Castillo de la Estrella como la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Luz, como Bien de Interés Cultural, gozarán de la máxima protección y tutela, y su utilización estará siempre subordinada a que no se ponga en peligro su conservación y sus valores. Cualquier cambio de uso, segregación o agregación, habrán de ser autorizados por la Consejería competente en materia de Patrimonio Cultural.

Se permitirán todos aquellos usos del monumento que sean compatibles con su puesta en valor y disfrute patrimonial, y contribuyan a la consecución de dichos fines.

Se evitarán las modificaciones de la topografía existente o la alteración de los elementos accesorios como muros, cierres o caminos, e incluso la estructura parcelaria, salvo autorización expresa de la Consejería competente en materia de Patrimonio Cultural.