El curso escolar arranca en la Academia de Infantería de Toledo con 365 alumnos

Curso escolar
EUROPA PRESS/DELEGACIÓN
Actualizado 05/07/2015 5:31:33 CET

TOLEDO, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

El curso escolar en la Academia de Infantería de Toledo ha arrancado este lunes con un total de 365 alumnos, 38 de ellos correspondientes al Quinto curso de Enseñanza Militar para el ingreso en la Escala de Oficiales; 199 alumnos de Tercer curso de la Enseñanza Militar para el ingreso de la Escala de Suboficiales; y otros 128 de Primer curso de esta misma enseñanza.

En el presente curso, está prevista además la incorporación a primeros del mes de enero de otros 131 alumnos que actualmente están formándose en la Academia General Básica de Suboficiales de la localidad ilerdense de Talarn.

El teniente general del Cuerpo General del Ejército de Tierra y jefe de la Unidad Militar de Emergencias, el talaverano César Muro Benayas, ha sido el encargado de impartir la lección inaugural, bajo el nombre 'El infante, una forma de ser militar', en la que como primer consejo a los alumnos les ha instado a hacerse con un 'cuaderno ventana' para apuntar en él "las enseñanzas buenas y las malas".

"Esta idea del cuaderno es muy útil, y cada vez somos más los que la llevamos a la práctica", ha asegurado, incidiendo en que "un vistazo periódico es una gran medicina".

El teniente general ha asegurado en su alocución a los alumnos que "en la vida se aprende todos los días, de superiores, de compañeros y de subordinados".

CUALIDADES MORALES, FÍSICAS Y PROFESIONALES

En su lección inaugural del curso, Muro Benayas ha subrayado que el infante "debe reunir varias cualidades y capacidades", como las que ha calificado como cualidades morales, "que son esenciales porque el infante está llamado a enfrentarse a situaciones realmente duras".

Entre ellas, ha destacado el honor, la disciplina, la lealtad, el valor, el espíritu de sacrificio, la abnegación, la perseverancia, la iniciativa y la flexibilidad.

Como cualidades profesionales, ha invitado a los alumnos a hacer gala de una "evolución continua", incidiendo en que para estar al día "se exige leer y aprender", haciendo mención especial al conocimiento de idiomas.

En cuanto a las cualidades físicas, ha recordado que el cuerpo de un infante "es su herramienta básica", y si no está en forma "peor cumplirá su misión".